Tecnología

Zuckerberg admite ahora que la privacidad y WhatsApp son el futuro de Facebook | Tecnología

consultor seo


Mark Zuckerberg, líder de Facebook, ha escrito en un largo post en su red que una plataforma “centrada en privacidad será más importante que las plataformas abiertas de hoy”. La comunicación encriptada entre amigos será la base del futuro.

La admisión es al menos sorprendente en la red social que ha abanderado la bondad de la comunicación abierta durante 15 años. El giro ahora hacia una red basada en el modelo de WhatsApp es como si los fabricantes de misiles anuncian que se pasa al negocio de la cooperación internacional.

“Hoy ya estamos viendo que los mensajes privados, las historias efímeras y los grupos pequeños son de lejos las áreas que más crecen en la comunicación online”, ha escrito Zuckerberg.

El líder de Facebook admite que no son ahora mismo los mejor colocados para abanderar la privacidad: “Entiendo que mucha gente no crea que Facebook pueda o incluso desee construir este tipo de plataforma centrada en la privacidad”, pero, añade, “hemos demostrado que podemos construir los servicios que la gente realmente quiere”.

El movimiento de Zuckerberg parece destinado a cambiar el buque insignia de su compañía: darle a WhatsApp los galones y dejar que Facebook pierda peso. “Hay una oportunidad para construir una plataforma que se centre en todas las maneras en que la gente quiere interactuar privadamente”, escribe Zuckerberg.

Es la definición perfecta de WhatsApp en unos años que, según Zuckerberg, podría evolucionar incluyendo más cosas que las actuales, aunque algunas ya las tiene: “Construir más maneras para que la gente interactúa, incluyendo llamadas, vídeo chats, grupos, historias, empresas, pagos, comercio y al final una plataforma para muchos otros tipos de servicios privados”. La app china de mensajería WeChat ya da buena parte de esos servicios.

Zuckerberg cree intuir que el negocio del futuro no serán anuncios en redes abiertas. Esos datos estarán trillados o, quizá, ya no podrán recogerlos por ley. La transición hacia un modelo donde conexiones privadas sean centrales –hablar con amigos estrictos, pagar, consultar al médico– puede ser el futuro.

WhatsApp dejará de ser lo que es

Hace unos meses se supo que Facebook planea integrarse con Instagram y WhatsApp. Ese plan sigue adelante: “La gente debería poder usar cualquier app para llegar a sus amigos y entre redes fácilmente y con seguridad”. El objetivo es poder mandar mensajes de WhatsApp a alguien que tengas de amigo de Facebook.

Es difícil de compaginar este detalle con todo el discurso de privacidad del post de Zuckerberg, pero es lo que dice:”Hoy si quieres mandar un mensaje en Facebook debes usar Messenger, en Instagram debes usar Direct y en WhatsApp debes usar WhatsApp. Queremos dar la oportunidad de llegar a sus amigos entre redes estén en la app que estén”.

Y por si fuera poco, también por sms. Se podrá por tanto mandar un mensaje al número de WhatsApp de alguien desde Messenger.

En una descripción sobre cómo será el futuro de las tres compañías integradas, confirma que el pago por WhatsApp está bastante avanzado: “Una persona descubre una tienda en Instagram y fácilmente pasa a su app de mensajería preferida para un pago seguro y atención al cliente”.

El mismo Zuckerberg apunta alguno de los problemas obvios que tendrá esta nueva interoperabilidad. Primero, escribe,”tenemos que asegurar que no comprometa la expectativa de encriptación que la gente ya tiene usando WhatsApp”. Es un buen reto. Y dos, “habrá vulnerabilidades de spam y seguridad si permitimos mandar mensajes desde apps desconocidas sin que nuestros sistemas de seguridad vean los patrones de actividad [a causa de la encriptación]”. Es lo que pasó en las elecciones en Brasil. El líder de Facebook espera solucionar estos riesgos antes de lanzar los cambios.

El texto está lleno de guiños a WhatsApp. Zuckerberg anuncia que guardarán menos metadatos de mensajes: básicamente con quién, cuánto y cuándo hablamos. Y añade: “Una parte importante de la solución es recoger menos datos personales para empezar, que es el modo en que WhatsApp se creó desde el inicio”.

Además de WhatsApp, la otra gran plataforma de comunicación privada de la empresa, Messenger, también mejorará su presencia futura: “En unos años, espero que versions futuras de Messenger y WhatsApp se conviertan en las principales vías de comunicación en la red de Facebook”, escribe. Messenger incluirá el mismo nivel de encriptación como ya hace WhatsApp.

En este panorama de redes más privadas, el papel de Facebook será aparentemente similar al de ahora: una red pública donde la gente contará aspectos de su vida que específicamente quiere compartir con desconocidos. Pero Zuckerberg también quiere cambiar algo de ese modelo: la permanencia de la información.

“La gente quiere saber que lo que comparte no volverá más adelante para hacerles daño, y reducir la longitud de tiempo que la información se almacena y es accesible ayudará”, explica. El objetivo es que los usuarios puedan decidir por ejemplo para cada foto que cuelgan el tiempo de permanencia: días, años o siempre.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment