Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, valoró la dificultad de la salida a Mendizorroza para jugar ante un Alavés que solo perdió uno de sus siete partidos como local y aseguró que tienen que «mostrar» que «no es casualidad» el nivel de juego exhibido ante el PSG y su continuo crecimiento.

«Queremos seguir con lo que estamos haciendo, crecer, estar mejor cada día para mostrar al rival que no es una casualidad lo que estamos haciendo e intentar hacer un gran partido mañana para seguir sumando», resaltó Zidane que admitió que verá el duelo entre el Atlético de Madrid con el Barcelona sin opinar sobre el resultado que desea.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: