Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, aseguró que lo que menos le gusta del nuevo fútbol que se ha iniciado en España es la ausencia de público en las gradas pero se mostró a favor del cambio de la norma de los cambios, que pasa de tres a cinco por partido, y de jugar en el estadio Alfredo Di Stéfano en lugar de un Santiago Bernabéu en obras.

«No me gusta jugar sin público pero nos adaptamos a la situación. Hay un Gobierno y gente que trabaja para eso. Nosotros aceptamos lo que nos digan. No nos va a quitar nada la ilusión de volver a jugar, con o sin público, aunque seguro que vamos a echar de menos a nuestra gente. Nos adaptamos y lo vamos a dar todo en el campo sin nuestro público», aseguró en una rueda de prensa telemática desde la Ciudad Real Madrid.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: