Tecnología

WWDC 2017: Apple rompe las cadenas del iPad | Tecnología


El iPad fue un pelotazo. Puesto a la venta a principios del 2010, es un producto completamente diferente que prometió transformar los ordenadores personales para las masas haciéndolos más sencillos, seguros, eficientes y livianos. Ganó mucha popularidad en muy poco tiempo, y la tableta de Apple se vendió durante sus primeros meses de vida a mayor ritmo que el iPhone. Pero pronto, allá por el 2013, el mercado de iPad comenzó a frenarse y las ventas fueron disminuyendo durante 13 trimestres consecutivos hasta ahora.

¿La razón? Los consumidores no renuevan sus tabletas cada año o cada dos años ayudados por los planes de las operadoras, ni sienten la necesidad de adquirir un hardware más potente cuando su principal cometido es consumir contenidos.

Pero el iPad estaba destinado a poder hacer más cosas que leer libros, jugar y ver películas a través de Netflix. Era el dispositivo, según la narrativa de Steve Jobs, que sustituirá muchos ordenadores portátiles. El iPad creció en potencia y se hizo más potente en especificaciones que la mayoría de los portátiles. Sin embargo, muchas tareas mundanas eran todavía muy difíciles y complicadas de realizar debido al sistema operativo.

Apple actualizó su oferta con el iPad Pro, un iPad más grande, más potente y que, por primera vez, introducía accesorios como el teclado externo y el lápiz digital para que muchos profesionales pudieran sacarle más partido.

Pero no ha sido hasta este lunes cuando Apple ha logrado casar la potencia del iPad con la versatilidad de su sistema operativo. iOS 11 ha sido desarrollado, por primera vez, a partir de las novedades que necesitaba el iPad, no el iPhone.

“Por primera vez, la versión de iOS del iPad adquiere una identidad propia que está realmente optimizada para ser más productivo a la hora de desarrollar tareas complejas, y será interesante cómo se sentirá el sistema operativo en los iPad que no son de la gama profesional, porque varios elementos de la interfaz y convenciones de uso cambiarán como resultado”, dice Jan Dawson, analista de Jackdaw Research.

iOS 11 transforma el iPad y lo convierte en un dispositivo ahora más cerca del Mac que de ser un iPhone con pantalla grande como hasta hace bien poco.

La transformación del iPad

Las mejoras y novedades comienzan en las tripas del sistema operativo. Ahora el iPad Pro cuenta con una tasa de refresco de 120 hercios, el doble de cualquier otro smartphone o tableta. Es un avance importante en un dispositivo hecho para tocar, ya que las acciones se verán en pantalla con menos retardo y las animaciones serán más fluidas. Gana peso a la hora de escribir, ya que el trazo se asemeja más al realizado en papel. El Apple Pencil es un de los focos principales para vender los nuevos, y más caros, iPad Pro por su utilidad en el ámbito académico y profesional. También lo es para Microsoft, que fue pionera de este sistema de dibujo de baja latencia con su Surface. Ahora, el Pencil puede desbloquear el iPad para comenzar a anotar algo al instante.

Ahora, iOS 11 cuenta con una nueva aplicación de gestión de archivos, algo inconcebible durante la época Jobs

El dock de aplicaciones ya no es como el del iPhone, sino como el de macOS: caben más aplicaciones, incluye funciones, se muestra de forma permanente para acceder rápidamente al software que se necesita y es inteligente, ya que recuerda las últimas ventanas abiertas. Es clave para trabajar con varias aplicaciones abiertas sin dar tantos rodeos.

Otra de las funciones clave para trabajar como se suele hacer con un ordenador —es decir, con varias ventanas abiertas— es la nueva función que permite arrastrar y soltar elementos de una aplicación a otra. Ahora es posible insertar una imagen en un email deslizando desde la galería con el dedo o pasar ficheros de una carpeta a otra. Compartir información entre herramientas es ahora más intuitivo y no requiere de largos procesos que dependen de menús y aplicaciones de terceros.

Por último, iOS 11 cuenta con una nueva aplicación de gestión de archivos, algo inconcebible durante la época Jobs, ya que podría introducir quebraderos de cabeza innecesarios a los usuarios del iPhone. Pero no es un gestor de ficheros al uso como el de Windows o macOS, es una aplicación que reúne los ficheros que tiene alojados el usuario en muchos servicios en una sola interfaz. Uno de sus aciertos es el menú de archivos usados recientemente para simplificar las tareas que requieren el trato de un mismo documento por varias aplicaciones o la gestión de un proyecto. También se ha incluido una función para escanear documentos con la cámara y realizar anotaciones en ellos al instante. Se puede, por ejemplo, firmar un contrato impreso y enviarlo por correo electrónico.

“Creo que el arrastrar y soltar y la nueva aplicación de ficheros son funciones claves de productividad que han sido los grandes lastres que han dificultado que los consumidores sustituyan sus PC por un iPad”, dice Neil Shah, analista de la industria móvil y director de investigación para Counter Point Research, a EL PAÍS. “Estas funciones deberían levantar las ventas ya que estas funciones hacen que la tableta esté más cerca de los PC para los usuarios que no necesitan herramientas muy específicas o potentes”.

Con el Ipad Pro e iOS 11, Apple pretende atraer a los usuarios que acudían a la competencia para satisfacer sus demandas

El iPad siempre ha sido la tableta estrella para consumir contenidos gracias a su inigualable cantidad de aplicaciones adaptadas y exclusivas, pero la Surface de Microsoft se mostró como una buena alternativa para los consumidores que demandan más funciones de productividad en estos dispositivos que no carecen en absoluto de potencia bruta para desempeñar casi cualquier tarea profesional. Con el iPad Pro y iOS 11, Apple quiere abrir su oferta para atraer a los usuarios que, hasta hace poco, tenían que echar un ojo a la competencia para ver cumplidas sus expectativas.

“El iPad Pro con el lapicero, más capacidad y un mejor sistema de gestión de ficheros debería crecer en ventas”, cree Shah.”Es todavía caro para muchos consumidores, pero si los modelos antiguos reciben una bajada de precio el interés de los consumidores aumentará por esta familia de dispositivos gracias a iOS 11″.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment