Portada

Warren Buffett empaña su magia y registra sus peores resultados desde 2001

consultor seo


Sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo” es una de las célebres frases de Warren Buffett, el veterano gurú de Wall Street. Siguiendo su propia metáfora, este lunes se descubrió que iba un tanto ligero de ropa. Porque él también puede tener un mal día… cuando las aguas se retiran de la orilla.

El oráculo de Omaha, tal como se le conoce en el mundo financiero, tuvo que entonar este lunes el mea culpa, después de que su vehículo ­inversor, Berkshire Hathaway, ­cerrara el 2018 con una caída del ­beneficio neto del 91% en com­paración con el año anterior, hasta 3.542 millones de euros. Se trata del peor resultado desde el año 2001.






Mala inversión

Buffett reconoce haber pagado “en exceso” por el coloso Kraft

En una entrevista a la cadena estadounidense CNBC, Buffett reconoció que “se equivocó en un par de cosas”. Y admitió que pagó “en exceso” por el coloso de la alimentación Kraft, del que posee un 27% del capital. La semana pasada esta empresa cayó casi un 30% en bolsa tras anunciar una depreciación de más de 15.400 millones en sus marcas, Kraft y Oscar Mayer. Asimismo, la compañía fue citada por las autoridades para investigar sus prácticas de contabilidad y sus controles internos. Sólo esta turbulencia le costó a Berkshire Hathaway unas pérdidas en el cuarto trimestre de 22.367 millones de euros.

Buffett, que empezó a invertir en 1942, a los 11 años, ha repetido hasta la saciedad que sólo invierte en los negocios que entiende. Esto le ha hecho tomar posiciones relevantes en empresas consolidadas como Coca Cola, American Express o Apple (que considera como una compañía de consumo). Por estas razones, siempre ha visto con cierto desdén las tecnológicas, sobre todo desde que le fue mal hace años con IBM.

El negocio de Kraft-Heinz golpea la cartera del milmillonario
El negocio de Kraft-Heinz golpea la cartera del milmillonario
(Toby Talbot / AP)






Este lunes, por ejemplo, volvió a repetir que el bitcoin “no tiene en absoluto ningún valor” y que únicamente sirve “para atraer a charlatanes”. Pero también tuvo que explicar por qué decidió salir de forma repentina –algo muy poco habitual en él– de Oracle tras desprenderse de su participación de 1.890 millones de euros en la compañía del multimillonario Larry Ellison. “Después de comprar acciones, me di cuenta de que no entendía el negocio. De hecho, no creo que entienda exactamente dónde va el negocio de la nube”, confesó.

¿Y ahora? Berkshire Hathaway puede contar con una riqueza envidiable (tiene acciones por un valor de 150.000 millones de euros) pero Buffett avisó a sus accionistas que, tras lo ocurrido, ahora será más prudente. “Yo puedo cometer errores caros, pero nunca me arriesgaré a verme pillado corto de liquidez”.

Aun así, según él, las pers­pectivas no son buenas, porque las empresas que ofrecen expectativas decentes tienen precios muy altos”. El gurú se permitió incluso bro­mear: “Seguimos esperando la compra del tamaño de un elefante”. A sus 88 años Buffett aún cree en el largo plazo.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment