El 8 de mayo de 1945, las tropas Aliadas lograron la rendición incondicional de la Alemania nazi. Poco antes, el führer Adolf Hitler había cometido suicidio, acorralado por sus enemigos y con las esperanzas de triunfo completamente desvanecidas. El Día de Victoria en Europa conmemoró el 75 aniversario recientemente, unos festejos en los que Wargaming, la compañía detrás de World of Warships, participó con un desfile naval y virtual. En entrevista con EL PAÍS, el productor ejecutivo del videojuego, Philip Molodkovets, ha rememorado este gran acontecimiento, pero también ha querido reivindicar la importancia del videojuego como vehículo de preservación de la historia. “Wargaming coopera con muchos museos de todo el mundo en su esfuerzo por recrear estos magníficos barcos de forma digital. El fin es preservarlos para las nuevas generaciones”, indica.

En ese sentido, la desarrolladora rusa ha producido diversos contenidos de carácter histórico, como por ejemplo, su serie documental Naval Legends, que ya ha emitido más de 50 episodios y que se pueden visualizar de manera gratuita en YouTube. Los aficionados (o interesados) en la historia naval pueden disfrutar asimismo de un nuevo podcast semanal centrado en la construcción y en los pormenores históricos de los barcos de guerra más importantes del siglo XX. “Además, estamos contentos de poder ayudar en la restauración de barcos reales para los museos”. De acuerdo con el productor, “gracias a los jugadores” han podido recaudar más de 300.000 dólares, que se han invertido en el proceso de restauración del USS Texas, mientras que 50.000 dólares se han empleado en las labores de conservación del USS Batfish.

“Los videojuegos nos permiten hacer la historia mucho más inmersiva y atractiva”, opina Molodkovets. “Antes de World of Warships, los entusiastas de la historia naval podían ver películas, leer libros o visitar museos, pero ahora también pueden tener su propia librería digital de barcos en su propio PC, junto con todos sus detalles históricos”. Para el productor, lo mejor de todo es que “puedes sentirte como un almirante” al controlar la embarcación y trazar y ejecutar las “decisiones tácticas”.

75 años tras el Día de la Victoria de Europa

La victoria de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial puso punto y final a un conflicto que se saldó con la vida de millones de personas. 75 años después de aquel truculento período, la celebración por el triunfo ha tenido lugar en un año marcado por la epidemia de coronavirus. Para el desfile, Wargaming contó con el historiador naval James D. Hornfisher, también autor de varios libros superventas editados por The New York Times. “El evento recibió una bienvenida calurosa por parte de nuestros jugadores y de otros aficionados de la historia, que se conectaron para ver los navíos más distinguidos de la Segunda Gran Guerra” y para escuchar “anécdotas” sobre esos barcos “que hicieron historia”.

En nota de prensa, Hornfisher declara estar “muy contento” por haber podido participar “en este desfile especial”. El autor, que también es jugador de World of Warships, añade que “ser capaces de usar los videojuegos para enseñar importantes aspectos de nuestra historia conjunta es impresionante”. Para este divulgador, “la exactitud histórica en pantalla fue alucinante”, así como la respuesta de la comunidad, que califica como “calurosa”.

Philip Molodkovets. CORTESÍA

Aunque incluye navíos de la Segunda Guerra Mundial, el juego va más allá de ese conflicto, pues abarca toda la primera mitad del siglo XX. “Engloba probablemente el período más emocionante e influyente en lo que a diseño naval se refiere”, el desarrollo tecnológico durante esta etapa fue “espectacular”. Asegura Philip Molodkovets que algunos de los barcos más famosos fueron construidos durante esa época: “Además de los cambios en los parámetros cuantificables, como las armas de más calibre, estructuras más resistentes o mejores motores, las modificaciones más notables fueron la implementación del radar, la tecnología antisubmarinos y los cambios motivados por el desarrollo de la aviación”.

En un videojuego como World of Warships, la reproducción fidedigna de los buques de guerra es fundamental. ¿Cómo lo hacen? “El proceso comienza con la investigación. Una vez decidimos qué barcos recrear, enviamos un equipo al museo o al archivo para buscar planos, fotos históricas, modelados profesionales o cualquier documento que podamos encontrar útil”. A continuación, los modeladores 3D construyen las versiones digitales de los barcos, un trabajo que dura entre 3 y 6 meses. “Finalmente, los navíos entran en fase de pruebas”, por lo que equilibran sus diversos parámetros antes de su lanzamiento. “En total, el proceso completo dura un año entero”, sostiene.

Que los navíos sean fieles a la historia no significa que se controlen como en la vida real. “Estamos centrados en recrear los barcos históricos de la forma más realista posible”, pero con la intención de que “la experiencia sea inmersiva y divertida de jugar”. Por tanto, no se trata de un simulador. “Para centrar la jugabilidad en la acción tuvimos que ajustar el rango de fuego, los tiempos de recarga y la aceleración de los barcos. En lo que respecta a los modelados, tratamos de acercarnos a los originales”.

Los veteranos de guerra también juegan

Uno de los datos más curiosos de World of Warships es que más del 40% de los jugadores en Estados Unidos es veterano de guerra. “No es extraño que los veteranos o los soldados en activo jueguen a videojuegos”, explica el productor. “En base a sus comentarios sabemos que les relaja y que les ayuda a combatir el estrés, pero también les permite sentirse más conectados con sus compañeros u otras personas con intereses similares”. Muchos de ellos, indica Philip Molodkovets, participan asimismo “en otras actividades”, como las quedadas de jugadores. “En estos momentos ofrecemos algunas ventajas adicionales para los veteranos y los miembros en activo del Ejército de Estados Unidos y Canadá, pero esperamos expandirlo a otras regiones” en el futuro.

Wargaming trabaja muy de cerca con la organización Stack Up, que se dedica a apoyar a los veteranos estadounidenses. Recientemente, lanzaron una campaña de recaudación de fondos para fomentar la salud mental de estos exmilitares, con la que lograron recaudar más de 150.000 dólares. Dentro del marco de Operation Lifeboat, que es el nombre de la campaña, añadieron un botón de prevención de suicidio dentro del juego, “con el objetivo de que nuestros jugadores pudieran encontrar ayuda”. Al pulsar el botón, “conectan con los profesionales y voluntarios de Stark Up”. Ahora mismo, esa opción está disponible exclusivamente en Norte América y en inglés, “pero los veteranos de cualquier otro país pueden contactar directamente con Stack Up”.

World of Warships es un título bajo el modelo free-to-play, es decir,se puede descargar y jugar gratis, pero dispone de microtransacciones. El título cumple cinco años este mes de septiembre y continuará encapsulando la historia naval con su reproducción de las batallas en el océano, una lucha sin tregua contra las embarcaciones enemigas y contra las caprichosas aguas marinas.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: