“Desde hace ya varios años espero la muerte de mi padre. La espero como se espera el final de un dolor. Desde hace ya varios años le deseo una mañana sin despertar para que cesen las mordidas de las penas y que por fin sus ojos puedan encontrar la calma. Pero por la más cruel de las ironías, y a causa de lo que nos confina, vivo ahora con la inquietud de un mensaje, de una llamada de teléfono que me anuncie su fallecimiento. Porque si bien deseo la muerte de mi padre, no deseo de ninguna manera su desgracia. Y su desgracia, lo sé, sería inmensa si muriera sin nadie al lado. Sin nadie para sostenerle la mano”.

Así comienza uno de los 25 podcasts que Wajdi Mouawad, uno de los grandes nombres de la dramaturgia mundial actual, autor de la aclamada obra Incendios, escribió y grabó en francés con su propia voz durante las semanas más duras del confinamiento por el coronavirus y que fueron difundidos en la web del teatro nacional de La Colline de París, institución que dirige desde 2016, del 16 de marzo al 20 de abril. Cargados de un poderoso aliento poético, capaz de elevar la anécdota cotidiana hasta la dimensión del mito y la tragedia, algo que caracteriza también su escritura teatral, tuvieron una gran acogida en Francia, hasta el punto de que empezaron a traducirse a otros idiomas aun antes de que terminara la serie.

Por fin ahora pueden escucharse cuatro de ellos en español, traducidos e interpretados en complicidad con el autor por el equipo de Diario Vivo, un espectáculo que se estrenó en España en 2017 en el que periodistas, escritores y artistas de distintas disciplinas (distintos cada función) cuentan sobre el escenario historias reales que les hayan ocurrido a ellos, normalmente relacionadas con su profesión. “Creemos que este diario de Mouawad dejará huella y queremos contribuir a ello. Es a la vez íntimo y universal, como las historias que solemos poner en escena en espectáculos de Diario Vivo. Nos pareció tan único y poderoso que decidimos en el acto compartir algunos de sus episodios en España», explica François Musseau, fundador de Diario Vivo e impulsor de las traducciones de los podcasts junto a Vanessa Rousselot.

La clave de la repercusión que han tenido estos podcasts es su capacidad para trascender la anécdota y la narración prosaica del confinamiento, con muchos detalles que resuenan en millones de personas en todo el mundo, para llevarlo a una dimensión poética. Mouawad parte de situaciones cotidianas, pensamientos que tienen que ver con el día a día del encierro, despertares desconcertantes, incertidumbre doméstica, desconcierto, pero enseguida entrelaza todo eso con el relato mítico de la historia de la humanidad, ese que intenta atrapar el sentido o sinsentido de la existencia en un mito, una leyenda, una tragedia.

Así el dolor por la lejanía del padre nos traslada hasta la guerra de Líbano, país de origen de Mouawad, exiliado con su familia por causa de aquel conflicto desde que era niño, primero en Francia y después en Canadá. Un despertar extraño, rendido al encierro, a los «tiempos oscuros del encierro», nos lleva a la oscuridad elegida por Edipo al sacarse los ojos. Y la pesadumbre de la rutina al horroroso bucle del mito de Prometeo, devorado su hígado cada mañana por un águila en castigo por haber robado el fuego a los dioses para darselo a los hombres, condenado a vivir el mismo día todos los días, confinado para toda la eternidad. «Prometeo fue castigado por su amor a los hombres. Pero nosotros ¿por qué amor hemos sido castigados?», se pregunta el dramaturgo en un episodio de su diario.

Los cuatro podcasts traducidos al español se pueden escuchar en las plataformas Soundcloud, Ivoox y Spotify. Se estrenará uno cada día desde hoy hasta el sábado. En la web del teatro de La Colline se mantiene toda la serie en francés, además de dos de los episodios grabados en vídeo por el autor, con subtítulos en español, japonés, alemán y francés (el del 3 de abril) y en italiano y francés (el del 10 de abril).




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: