Tras un mes de calma, y las Navidades por medio, se reaviva el choque entre los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y el Ayuntamiento. Los representantes laborales denuncian que durante todo el mes de enero se han suprimido cientos de turnos; es decir, que ha habido autobuses que tenían programado realizar su recorrido, pero que no llegaron a salir de cabecera. “Ha habido días en los que han faltado más de cien servicios”, relatan fuentes de la Plataforma Sindical, que representa a los trabajadores de la compañía; en EMT trabajan unas 9.500 personas, de ellas 5.500 son conductores.

La semana que va entre el 13 y el 20 de enero hubo “770 turnos que no se cubrieron”. “Eso tiene su reflejo en horas: un total de 5.362 horas de servicio perdidas”, explican fuentes de a Plataforma Sindical que ha publicado esas faltas. ¿Cómo afecta esto a los ciudadanos? Con peores frecuencias de paso. Todo el tiempo perdido esa semana de enero implica, según explican los representantes laborales, que una línea que pasa cada diez minutos pase a hacerlo cada quince o más.

Los representantes laborales denuncian que esa falta de vehículos se concentra en los barrios más desfavorecidos. Usan como prueba que las tres líneas que más buses cancelaron en el periodo analizado de enero fueron la 25, la 22 y la 39. Todas ellas circulan por el distrito de Carabanchel. También lamentan que esta situación ha sido una constante durante todo el mes pasado. “Y parece que entre el servicio especial de la línea 4 de Metro [cerrada por reformas] y las nuevas líneas cero [gratuitas y que circularán por el centro], el problema puede durar varios meses”, agregan. Por eso piden más contrataciones.

Lo mismo que han estado reclamando desde la llegada de Almeida a la alcaldía. De hecho, la paralización de casi un centenar de contrataciones, encauzadas por la exalcaldesa Manuela Carmena, inició el conflicto que enfrentó a los trabajadores de EMT y al Consistorio. Durante el choque, se convocaron varias jornadas de huelga (dos de ellas totales) y numerosas protestas y manifestaciones. Antes de Navidad, las partes se dieron una tregua: el Ayuntamiento desatascó la contratación de nuevos conductores y los trabajadores cesaron sus protestas.

El delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, anunció a finales del mes pasado que el Ayuntamiento prevé aumentar un 2% el servicio de la EMT a lo largo de 2020. Aseguró que se incrementarán las líneas y se mejorarán frecuencias. “Ya suman 270 nuevas contrataciones desde que está el nuevo equipo de Gobierno”, agregó Carabante.

“El refuerzo de plantilla todavía no es una realidad en la calle”, resume Elías Calderón, portavoz del Comité de Empresa de la EMT. Según explica, 90 trabajadores se incorporan este mes al servicio mientras que otros 90 aún están en proceso de formación. Los otros 90 a los que se refería Carabante son los asignados al servicio especial de buses que cubre el trayecto de la línea 4. Aunque los trabajadores siguen abiertos al diálogo con el Ayuntamiento, tienen líneas rojas: que la EMT siga siendo “100% pública” y que se preste un servicio de calidad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: