Los diputados del PSOE han llegado este jueves a la Asamblea de Madrid repartiendo lazos morados. Quedan cuatro días para el 25 de noviembre, jornada internacional contra la violencia de género, pero no habrá declaración en la Cámara contra los asesinatos machistas: la ha bloqueado Vox, porque ese tipo de posicionamientos requieren de la unanimidad de todos los grupos con representación. Lo mismo que ha ocurrido en el Ayuntamiento de la capital.

“Es sano para la política española que haya un punto discrepante”, ha justificado Rocío Monasterio, portavoz del partido de extrema derecha en el Parlamento regional. Desde 2003, han sido asesinadas en España 1.027 mujeres, 51 en lo que va de año; 107 de ellas en Madrid, seis en este 2019.

“Siempre Vox, una y otra vez, hace frente a problemas que no existen”, ha dicho Isabel Díaz Ayuso, la presidenta regional, respondiendo a una pregunta sobre educación.

Vox se ha especializado en intentar reabrir debates que parecían superados. En apenas tres meses de legislatura, abundan los ejemplos. Así, una pregunta de Monasterio provocó la pasada semana la siguiente declaración de Isabel Díaz Ayuso: “Para mí, el aborto no es un derecho, ni tampoco un delito, es un fracaso, porque el embarazo no deseado se puede evitar”.

El PP se volcó inmediatamente en justificar esa declaración con el argumento de que la interrupción del embarazo no está recogida en la Constitución. “Considero que los derechos de los españoles están consagrados en la Constitución española”, dijo esta semana Alfonso Serrano, portavoz parlamentario del PP. “Lo que tenemos es una ley que lo que reconoce es el derecho a la maternidad libremente elegida”, siguió. Y le dijo a la periodista de la Cadena Ser que le preguntaba: “Le pido que me busque ese derecho en el apartado de derechos de la Constitución española”

Presa de Vox, que tiene los votos decisivos para que el Gobierno de PP y Cs saquen adelante sus iniciativas, la formación conservadora afronta cada día el reto de defender sus posiciones sin abrir una crisis con la extrema derecha.

El PSOE no tiene esa limitación. La mayoría de sus diputados aparecieron este jueves en el pleno con una pegatina: “El aborto es un derecho”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: