Vox no cree que exista una violencia que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo. Más de 1.000 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2003, cuando se empezaron a contabilizar, pero para el partido de extrema derecha hablar de violencia de género «representa la culpabilización previa de una parte de la sociedad». Por eso ha rechazado en el último momento acudir a una cita con el delegado de Igualdad, José Aniorte, que ha iniciado una ronda de contactos con todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Madrid para tratar de consensuar una batería de medidas prioritarias para combatir la violencia contra las mujeres.

Aniorte convocó a los grupos municipales a principios de esta semana. Vox accedió a reunirse con él este jueves, pero el miércoles por la tarde publicó una serie de mensajes en Twitter con las razones por las que había decidido no acudir y por las que rechaza refrendar un pacto en este ámbito. Desde su perspectiva negacionista, considera que las 15 medidas planteadas por el Ayuntamiento relegan «al olvido la violencia ejercida sobre hombres, ancianos y menores» y suponen «la intervención de lobbies de género perpetuando un negocio sustentado sobre la lacra de la violencia».

Vox asegura que aceptó la cita porque entendió que se iba a tratar sobre violencia, pero no específicamente la que se ejerce sobre las mujeres. «Nosotros hablamos siempre de violencia intrafamiliar», recuerdan fuentes de la formación, que explican que cuando se dieron cuenta de que el pacto era específico sobre la violencia de género, decidieron apartarse del pacto y no acudir al encuentro. No se cierran a acudir a una segunda reunión en la que se pueda hablar «en otros términos», aseguran.

Pese al plantón, Aniorte se muestra optimista. Cree que el partido de extrema derecha «si es capaz de quitarse el velo ideológico y mirar las medidas concretas, se va a sentar en la mesa». «Seguro que Vox va a estar de acuerdo en luchar contra la trata, abordar las agresiones sexuales, o contra la mutilación genital femenina», ha añadido. La popular Inmaculada Sanz, portavoz del gobierno municipal, confía como Aniorte en reconducir la situación y que Vox se sume.

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, cree que «hay que preguntar a PP y Cs si no sienten vergüenza en tener estos socios de gobierno». Por su parte, aseguran, las víctimas siempre están en su «pensamiento y acción política».

El pacto, ha aclarado el concejal en la rueda de prensa posterior a la Junta de gobierno este jueves, «va a seguir siendo sobre violencia contra las mujeres». Con independencia de que, por otro lado, se revisen y se mejoren los recursos municipales contra el resto de violencia que se ejerce en el ámbito familiar.

Violencia intrafamiliar frente a violencia machista

La concejala socialista Maite Pacheco denuncia «esta especie de dualidad en la que están sometiendo a los ciudadanos en su discurso, diciendo que si se habla sobre la violencia machista, lo que estamos haciendo es culpabilizar a los hombres y, segundo, desatender al resto de violencia». «Eso no es así», zanja, y explica un ejemplo muy sencillo. Una persona puede cuidar su cuerpo, con la alimentación, haciendo deporte, etc., pero si tiene un cáncer, necesita algún tratamiento como quimioterapia. «Que haya violencia contra las mujeres en un cáncer», concluye, y continúa «por eso estamos hablando de unas medidas añadidas al resto de violencias».

La socialista lamenta que Vox rechace dialogar con el resto de grupos, «para intentar desmontar eso que ellos piensan o, si quieren, convencernos de lo contrario». Ella se reunió este miércoles con Aniorte para trabajar sobre el documento base de 15 medidas. «En general es una buena aproximación«, reconoció, aunque señaló algunas diferencias políticas, como el enfoque sobre la prostitución, que los socialistas defienden abolir y Cs, el partido de Aniorte, prefiere regular.

Más Madrid, que ha tenido su encuentro con Aniorte este jueves –han asistido Maestre y Carolina Pulido–, está dispuesto a «colaborar y llegar a acuerdo» porque la violencia machista «es una absoluta prioridad» para el partido, «como lo fue para el anterior gobierno de Manuela Carmena». El documento base presentado por Aniorte les ha parecido un buen comienzo. «Muchas de las propuestas son una continuidad de lo que hicimos la pasada legislatura (como el centro contra la violencia sexual abierto 24h) así que se seguro que llegamos a acuerdo», señala Maestre. «Creemos que ahora hay que afinar mejor técnicamente para que sean viables para que podamos firmar el acuerdo en un plazo de no más de mes y medio», añade.

Atención a víctimas de violencia machista en el Ayuntamiento

Como ha recordado Aniorte, el pacto de estado contra la violencia de género que aprobó el Congreso en 2017 confiere especial relevancia a las administraciones municipales, las más cercanas a la ciudadanía. El concejal quiere que Madrid se convierta en un modelo y una referencia en este ámbito, con la firma unánime del pacto y las 15 medidas que contiene.

El Ayuntamiento ya ofrece a las víctimas de violencia machista atención presencial de emergencias las 24 horas, alojamiento protegido y atención psicológica, social, apoyo a la inserción laboral y asesoramiento jurídico de carácter ambulatorio a medio y largo plazo.

Además del 016, el número nacional de atención a víctimas de malos tratos (que es gratuito pero deja rastro en el móvil y hay que borrar la llamada saliente), el Ayuntamiento tiene también un teléfono -el 900 222 100– que funciona 24 horas para contactar con los servicios de ayuda.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: