El PP, Ciudadanos y Vox han negociado en una reunión a tres un acuerdo in extremis para el Gobierno en Murcia. El pasado martes, el partido de Santiago Abascal votó en contra, al igual que el PSOE y Podemos, de la investidura del popular Fernando López Miras y advirtió de que este jueves, en la segunda votación, haría lo mismo si la formación de Albert Rivera no accedía a sentarse con ellos. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, que se ha desplazado a la capital, ha negociado con representantes de ambos partidos, que se sientan por primera vez a tres bandas. Por parte de Ciudadanos, negocia Miguel Ángel Garaulet, y por parte de Vox, Luis Gestoso y Pascual Salvador.

La reunión a tres ha empezado a primera hora de la mañana. A las dos de la tarde han parado para comer, sin acuerdo. A la salida del encuentro, la formación de extrema derecha ha asegurado que, de momento, mantiene el no a la investidura y que, para facilitarla, Ciudadanos debe firmar el documento que, según ellos, están negociando. Por su parte, los representantes de Cs han dicho que esta cita solo tenía un carácter informativo y que no tienen que rubricar ningún acuerdo con Vox.

El portavoz de Vox en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte, rebajó este miércoles sus exigencias programáticas, entre ellas, la de derogar la ley regional LGTBI, pero insistía como condición para permitir que el PP gobernara la región —solo necesitan su abstención— en que Ciudadanos debía sentarse a negociar con ellos.

El documento de reivindicaciones presentado por Vox reclamaba la derogación de esa norma LGTBI «por vulnerar los derechos fundamentales contenidos en la Constitución de libertad de educación, de expresión y de comunicación». «¿Pero qué les pasa con los gais? Estamos en la Europa del siglo XXI», declaró este miércoles el vicesecretario de organización del PP, Javier Maroto, mientras animaba a Ciudadanos a sentarse a negociar, porque hacerlo no significaba asumir todos los planteamientos de la formación de Abascal. El listado de reivindicaciones de Vox incluía no aplicar la ley de memoria histórica en la región, al considerar que vuelve a «enfrentar España en bandos»; medidas de «protección especial de la caza», el fin de las subvenciones a lo que llaman «chiringuitos dedicados al proselitismo ideológico» y la «deportación de los inmigrantes ilegales».

La reunión a tres bandas tiene lugar después del enfrentamiento en Twitter entre Ciudadanos y Vox, que llamó a Rivera «acojonado», «sinvergüenza» y «lameculos de Macron».

Sin cesiones

Según la dirección nacional de Ciudadanos, esta reunión con Vox y PP solo se ha hecho «para explicar a Vox el acuerdo de Gobierno firmado entre Ciudadanos y el PP en Murcia», ha asegurado José Manuel Villegas, secretario general del partido. La formación de Albert Rivera niega estar negociando en ese encuentro, que ha empezado a las 9.30 y se ha alargado toda la mañana. «No se está negociando ni un Gobierno ni un acuerdo de gobierno, no hay una negociación, hay una explicación de por qué ese acuerdo de gobierno es bueno para los murcianos y por qué Vox debería dejar de bloquear la situación y dejar de hacer el juego al PSOE», ha sostenido Villegas. El diputado de Cs Juan Carlos Girauta ha reafirmado que no habrá cesiones: «Lea mis labios: Ciudadanos no negocia acuerdos programáticos con Vox».

Tras las elecciones municipales de mayo, Ciudadanos rechazó la propuesta de Vox de constituir mesas a tres de PP, Cs y Vox para la negociación de los pactos autonómicos y municipales. Después del 26 de mayo, la ejecutiva del partido de Rivera aprobó un mandato por el cual no formaría acuerdos tripartitos. Este jueves, Ciudadanos se ha sentado en Murcia en una mesa a tres. El secretario general del partido ha contestado a los periodistas que la cuestión no es que se sienten o no los tres partidos juntos, sino que negocien, y eso según su versión no está sucediendo en Murcia. «Yo he dicho que no iba a haber negociaciones a tres, que no iba a haber por supuesto Gobiernos a tres, que es lo que marca los acuerdos de la ejecutiva de Ciudadanos. Pero sí que esos acuerdos con el PP los íbamos a explicar a los demás partidos, en este caso a Vox, y que el formato de esa explicación estaba por ver: en unos casos puede ser enviárselos por correo electrónico y en otros casos como hoy [por este jueves], sentarnos», ha asegurado Villegas en el Congreso.

«La cuestión de sentarse o no sentarse no era lo que marcaba la situación, sino que lo que marca los acuerdos de Ciudadanos es no llegar a Gobiernos de coalición, tripartitos, y eso por supuesto no está encima de la mesa en Murcia. Pero más allá, ni siquiera se está negociando el acuerdo de gobierno, se está explicando un acuerdo de gobierno que ya está cerrado y firmado», ha concluido Villegas. Fuentes de la dirección del partido han añadido que no están dispuestos a modificar ese acuerdo ya suscrito con el PP. «El único acuerdo de gobierno es el que está firmado entre Cs y PP, y no se va a modificar».

El PSOE ganó las elecciones en Murcia el pasado 26 de mayo imponiéndose al PP —que gobierna la región desde 1995— con 17 diputados (frente a los 16 de los populares). Ciudadanos obtuvo seis y Vox, cuatro.

El pasado junio, el PP y Ciudadanos llegaron a un acuerdo por el que López Miras sería el presidente y la candidata del partido de Albert Rivera, Isabel Franco, la vicepresidenta y consejera de Política Social. Ciudadanos ocuparía también la portavocía del Gobierno, así como las consejerías de Fomento, Transparencia y Administración Pública y de Empleo. Para el PP serían las de Hacienda, Sanidad, Educación, Agricultura y Presidencia.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: