Han pasado 14 días desde la sesión de investidura sin candidato en la Comunidad de Madrid y los tres partidos de la derecha no han hecho ningún avance que les acerque al gobierno regional. Rocío Monasterio, de Vox, llevaba sin hacer ninguna declaración pública desde entonces. Este martes ha indicado a la prensa que su partido quiere que PP, Cs y Vox imiten «el camino que se ha seguido en Murcia», donde los tres lograron desbloquear la investidura.

«En sucesivas reuniones se ha conseguido llegar a un documento común que a las tres partes le ha parecido correcto», ha recordado. «Hablando se entiende la gente y el primer paso tiene que ser que nos sentemos a hablar», ha añadido, en dirección a Ignacio Aguado, el portavoz de Cs. «Invito al señor Aguado a que nos sentemos esta semana, a que hablemos para poder desbloquear el gobierno de Madrid», ha manifestado la portavoz de Vox en la Asamblea, que ha señalado a Aguado que «Murcia es el mejor ejemplo donde sus compañeros de Cs han hecho un trabajo del que podemos estar orgullosos todos y que ha demostrado que cuando nos sentamos en una mesa podemos ponernos de acuerdo».

Según Monasterio, ella e Isabel Díaz Ayuso han estado en contacto para convocar una reunión a tres. «Pero no tenemos noticias del señor Aguado», ha asegurado. En esos contactos con la aspirante popular a presidir la Asamblea, Monasterio afirma que han estado trabajando en distintas versiones de un documento base que parte de uno con las condiciones del partido de Santiago Abascal. El documento ha evolucionado, según ha dicho, para «matizar, o formular de una forma» algunos asuntos, para acercarse al acuerdo murciano.

Ayuso quiere investidura la semana que viene

La aspirante a presidir la Comunidad aseguró que su intención es desbloquear las negociaciones esta semana para aspirar a celebrar una investidura, esta vez con candidato, la semana que viene, antes del 1 de agosto. «Nadie entiende por qué después de dos meses después de las elecciones seguimos sin llegar a un entendimiento, y por eso vamos a pedirle a presidente de la Cámara que active otra vez la ronda de consultas y que haya una investidura la semana que viene», manifestó Ayuso.

El pasado 10 de julio, la víspera de la investidura sin candidato, se celebró la primera reunión a tres entre PP, Cs y Vox. El encuentro no logró desbloquear el acuerdo. «Hemos superado algunas barreras que había; nos estamos sentando como gente civilizada», dijo entonces Monasterio, que aspiraba a celebrar nuevos encuentros antes de comprometerse a apoyar a los dos partidos que se repartirán el poder. 

Juan Trinidad, el presidente de la Asamblea madrileña, de Ciudadanos, celebró dos rondas que condujeron al pleno sin candidato, una posibilidad inédita hasta ahora. El portavoz de su partido, Ignacio Aguado, Ignacio Aguado, respondió el mismo lunes que no tenía sentido una nueva ronda de contactos cuando no se han producido “novedades”. “Estamos en el mismo bloqueo”, aseguró.

PP y Cs firmaron un acuerdo programático con 155 medidas el 8 de julio. Monasterio manifestó el día siguiente que ese pacto estaba «muerto», no tanto por el contenido, que no entró a valorar, sino porque no se había invitado a su partido a participar. Ciudadanos asegura que ese acuerdo con el PP es innegociable. Monasterio sigue considerando que ese documento no es «conciliador», sino un «trágala», y señala que «se pueden mejorar muchas cosas», empezando por no crear más consejerías y entes.     

Ayuso ha puesto sobre la mesa diferentes fórmulas para que los dos partidos estén satisfechos. Entre otras opciones, el PP estudia si sería suficiente con una declaración consensuada en la Asamblea, y reflejada en el diario de sesiones, o si los tres socios podrían firmar un documento de mínimos que complementara el de PP y Cs. Ese último es el formato preferido por Vox, que no se cierra a considerar otros. «Lo que me importa es el compromiso», ha dicho Monasterio este martes, que no está «cerrada un modelo de acuerdo», sino que es «flexible». «Pero para llegar a esa fórmula, tenemos que sentarnos a una mesa», ha insistido.

El acuerdo entre PP, Cs y Vox para desbloquear la investidura en la región de Murcia pareció dar un nuevo impulso a las negociaciones de Madrid, que llevan paralizadas dos semanas. Así lo manifestaron en todo caso los tres partidos en la región, aunque esos deseos no se han traducido hasta ahora en nuevas convocatorias de reuniones. Aguado pide a Vox que «rectique» y facilite el desbloqueo de las negociaciones, pero por ahora no se ha mostrado dispuesto a mantener nuevas reuniones. «La pelota está en el tejado de Vox», dicen fuentes del Cs.

Si los partidos logran cerrar un pacto, Trinidad podría volver a llamar a todos los grupos para una ronda de contactos esta semana. Si la apuesta es tener una presidencia antes de agosto, la convocatoria del pleno debería hacerse como tarde entre este miércoles o jueves, porque desde que se anuncia deben pasar al menos tres días. La sesión de investidura además se divide en al menos dos días. El primero, el candidato hace un discurso sin límite de tiempo. Tras levantarse la sesión, deben pasar al menos 18 horas para convocar una nueva, en la que intervienen los grupos políticos y después, se convoca una última sesión para votar. Por ahora, la posibilidad de cerrar una investidura en julio parece lejana.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: