Vox, Ciudadanos y el PP han alcanzado un preacuerdo para votar a Juan Trinidad (Cs) como nuevo presidente de la Asamblea en la votación de este martes (12.00 horas), según ha avanzado Rocío Monasterio durante una entrevista en a la Cope. El pacto, alcanzado a nivel nacional, estaría pendiente de una reunión en las próximas horas en la que Ignacio Aguado, líder regional del partido de Albert Rivera, pida formalmente los votos de la formación de Santiago Abascal, escenificando así que le considera un partido homologable a cualquier otro, y garantice que Vox tendrá un puesto en el organismo que controlará los tiempos del Parlamento regional durante toda la legislatura. El pacto avanza que el entendimiento de las tres fuerzas de derechas también puede lograrse de cara a elegir al nuevo presidente de la Comunidad de Madrid.

Esa votación se producirá el próximo 11 de julio. Hasta entonces, Isabel Díaz Ayuso seguirá intermediando entre Ignacio Aguado (Cs) y Rocío Monasterio (Vox) para lograr los votos necesarios para que el PP mantenga el poder en Madrid, donde gobierna desde 1995. Solo la alianza de las tres formaciones de derechas les permitiría alcanzar la mayoría absoluta (que está en 67 votos, por los 68 que ellos reúnen), dejando en nada la victoria del PSOE en las elecciones del 26 de mayo, la primera de los socialistas en la región desde 1987. [Gráfico: resultados de las elecciones autonómicas en Madrid]

Trinidad, que fue vicepresidente primero en la pasada legislatura, desplazará de la presidencia a Teresa Llop, la candidata socialista, incluso si sus aspiraciones son apoyadas también por Más Madrid y Podemos.

El pacto de los tres partidos de derechas ha sorteado numerosas dificultades. Cs ha mantenido un veto a negociar directamente con Vox: la primera reunión entre Aguado y Monasterio no ocurrió hasta este domingo. Vox, a su vez, exigía mantener una reunión a tres antes de prestar sus decisivos votos para elegir a Trinidad como presidente. La labor mediadora del PP, encabezada por la propia Díaz Ayuso, que se pasó el lunes pegada al teléfono, ha servido para superar la primera fase negociadora sin resolver esas discrepancias clave.

Sin embargo, las tres partes tendrán que afrontar esos problemas en las próximas semanas. Queda un mes para elegir al próximo presidente de la Comunidad, y ya ha llegado el momento de hablar de un programa común, y del formato del próximo gobierno: en solitario del PP, de coalición entre PP y Cs con apoyo externo de Vox, o tripartito.

El pacto en la Asamblea puede condicionar también quién gobierne en el Ayuntamiento de Madrid, que debe quedar constituido este próximo sábado y en el que las derechas esperan pactar en base a un elemento común: su rechazo al mandato de Carmena. El principal escollo de la negociación es quién ocupará la alcaldía. Ciudadanos apuesta por su candidata, Begoña Villacís.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: