Vox dice haber alcanzado un preacuerdo bilateral con el PP para apoyar la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, que incluye su entrada en el Ejecutivo. Así lo ha asegurado Rocío Monasterio este martes, tras lo que ha dado un plazo de 15 días para que Ignacio Aguado (Cs) sume sus decisivos votos a ese pacto a tres. Como informó este diario, la formación conservadora lleva varios días negociando sendos acuerdos programáticos por separado con Cs y Vox, con la esperanza de poderlos unir al final, superando así la dificultad que supone que el partido de Albert Rivera vete negociaciones directas con el de Santiago Abascal. Desde ese punto de vista, el preacuerdo entre el PP y Vox no sería un avance, sino una complicación: Aguado no está dispuesto a compartir gobierno con Monasterio, cuya entrada en el Ejecutivo aún no ha sido confirmada por Díaz Ayuso.

«Hemos firmado un acuerdo con el Partido Popular que incluye las posiciones en la Mesa y por supuesto las posiciones de Gobierno, consejerías, entes, etcétera, en proporción a los escaños que tiene Vox», ha dicho Monasterio en la Asamblea de Madrid, donde lidera un grupo de 12 diputados, frente a los 26 de Cs y los 30 del PP. «Luego ya veremos si Ciudadanos quiere sumarse a este acuerdo o no». «Yo no sé qué acuerdo tiene firmado Vox con el PP, yo sé lo que nosotros estamos dispuestos a firmar, y es un acuerdo única y exclusivamente con el Partido Popular», le ha contestado Ignacio Aguado.  

La ejecutiva nacional de Ciudadanos votó el 3 de junio que no compartiría Ejecutivos con Vox, y que negociaría preferentemente con el PP. Esa decisión ha sido puesta a prueba por una doble vía. Así, este martes, justo antes de la votación por la presidencia de la Asamblea, Monasterio le ha planteado a Aguado un acuerdo que incluía ese organismo, los presupuestos de la legislatura y la formación del Ejecutivo con el PP, según confirman dos fuentes de alto rango a EL PAÍS. El líder de Ciudadanos no habría estudiado siquiera ese documento, que el PP sí habría firmado, siempre según Vox.

«Yo no he visto ningún documento en el que Vox pida entrar en el Gobierno», dijo uno de los consejeros de Isabel Díaz Ayuso, la aspirante del PP a presidir la Comunidad de Madrid, que intermedia para conciliar los intereses opuestos de Ciudadanos y Vox.

Tras investir a Juan Trinidad como presidente de la Asamblea, las tres fuerzas de derechas tienen que negociar el gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que se constituye este sábado, y el de la Comunidad, que se vota el próximo 11 de julio. Sin embargo, es mucha aún la distancia que separa a las tres formaciones, a las que puede acabar uniendo un principio básico para sus intereses: evitar que Manuela Carmena gobierne la capital y que Ángel Gabilondo se haga con el timón de la región.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: