Cabe presumir que el Barcelona atesora más recursos de los que exhibió para batir al Valladolid por la mínima y de penalti. De lo contrario puede ir planteándose seriamente su futuro en Europa. En vísperas del regreso a la Liga de Campeones, el de Valverde fue un equipo aburrido y monocorde, una oficina de burócratas que se limitó a poner el sello de tres puntos ante el fastidio del Camp Nou, que vivió algún momento de angustia. Fue una máquina de perder balones que, a pesar de todo, generó suficientes oportunidades como para golear, aunque las desperdició casi todas. Messi dio la victoria al transformar un penalti al final de la primera parte y malogró otro en la segunda.





Aposentado al lado de Éric Abidal en un palco semidesierto, Bruno Genesio no pudo extraer excesivas conclusiones sobre el auténtico potencial del Barcelona. El entrenador del Olympique de Lyon, que en su partido del viernes reservó a varias de sus piezas más valiosas, vio como Ernesto Valverde hacía lo mismo con vistas al encuentro del martes en Lyon. Salió el Barcelona sin Lenglet, Rakitic ni Luis Suárez. Tampoco alineó a Coutinho, pero visto el nivel del brasileño tampoco representa una ausencia muy significativa para el juego.


El Valladolid colocó más gente en el pasillo central de la que hubo en la manifestación de la Gran Via

La primera parte azulgrana fue una prolongación del partido de San Mamés. Un equipo lento, más pesado que el interrogatorio de un abogado del Estado, tan burocrático como las preguntas del fiscal en el juicio por el 1 de Octubre. La incomodidad de Messi, las dificultades de Dembélé en los espacios cerrados o la falta de integración de Boateng ralentizaron el plan ofensivo.

Muy organizado y paciente, el Valladolid colocó más gente en el pasillo central de la que hubo en la manifestación de la Gran Via y consiguió su pretensión de instalar la monotonía en el Camp Nou. Al margen de las habituales consignas de signo político, la parroquia barcelonista no tuvo motivos para elevar la voz hasta el minuto 40, cuando Dembélé resolvió erróneamente un ataque de tres delanteros contra tres defensores.





Gerard Piqué celebra el gol con Messi
(Pau Barrena / AFP)

Acto seguido, Messi, que había extraviado numerosas posesiones, se activó para protagonizar un doble intento en una jugada individual. El primer disparo fue bloqueado por la defensa, el segundo salió ligeramente desviado.

Piqué se percató de que con aquel ritmo de paquidermo el Barça no alcanzaría ni para cubrir el expediente, que es el objetivo que se había propuesto. De manera que el central se lanzó a la aventura, cambió de área y fue derribado por Joaquín en la del Valladolid cuando pretendía aprovechar un rechace. Messi transformó el penalti con un lanzamiento potente y colocado a la izquierda de Masip, que intuyó la trayectoria pero la intercepción era imposible.


En el segundo tiempo merodeó la impresión de que el Valladolid podía dar el golpe

Se aproximaba el descanso entre bostezos en un Camp Nou con una entrada discreta cuando se produjo el primer sobresalto visitante. Piqué impidió in extremis un remate de Ünal en condiciones muy favorables. Cuando Martínez Munuera envió a los futbolistas a los vestuarios las hojas de notas de los cronistas permanecían en blanco, a lo sumo con algún garabato producto del tedio.





En el segundo acto se acrecentó la actividad en las áreas, pero el Barcelona permaneció desorganizado y desdibujado y merodeó la impresión, horrible para el público, de que el Valladolid podía dar el golpe aunque careciera de capacidad para romper el partido. El bajo nivel de tensión del Barça incidió en el desacierto a la hora de materializar oportunidades clarísimas. Porque, a pesar de su pachorra, el equipo creo peligro desde el comienzo del segundo acto.

Philippe Coutinho es derriba dentro del área
Philippe Coutinho es derriba dentro del área
(David Ramos / Getty)

Voló Masip para repeler una volea de Messi a centro de Alba y acto seguido el argentino resolvió con un remate ligeramente escorado un contragolpe que le había dejado a punto para definir. Boateng, por su parte, estuvo lento y carente de recursos al afrontar un duelo personal con toda la ventaja ante Masip. Al cabo de cinco minutos el alemán era sustituido por Luis Suárez. No fue solución el uruguayo, que desperdició oportunidades impropias de un depredador de su especie. Fue incapaz de superar al portero en un claro uno contra uno y enganchó mal una volea a bocajarro en la que en condiciones normales hubiera reventado la red.






Luis Suárez volvió a frustrar dos goles aptos para cualquier profesional

La cifra de pérdidas del Barcelona fue exponencialmente superior a la de las ocasiones producidas. Aunque pudo llegar el segundo gol de penalti cuando Kiko Olivas barrió ostensiblemente a Coutinho cuando penetraba después de haber tirado una magnífica pared de tacón con Luis Suárez. Messi repitió a la izquierda del portero y, esta vez sí, Masip repelió. Con cinco minutos más el añadido por delante y con el posible subidón anímico del Valladolid podía ocurrir cualquier cosa. Pero sucedió lo mismo: Luis Suárez volvió a frustrar dos goles aptos para cualquier profesional y el Camp Nou terminó mostrando signos de impaciencia. Valverde estrenó la renovación con un partido gris.


Ficha técnica:

Barcelona, 1 – Valladolid, 0

1 – Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Thomas Vermaelen, Jordi Alba; Busquets, Aleñá (Rakitic, min.76), Arturo Vidal; Dembélé (Coutinho, min.70), Prince Boateng (Luis Suárez, min.60) y Messi.

0 – Valladolid: Masip; Antoñito, Joaquín, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Anuar, Míchel, Verde (Toni Villa, min.66; Plaza, min.76); Enes Ünal (Keko Gontan, min.78) y Sergi Guardiola.

Gol: 1-0, min.43: Messi, de penalti.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonsetó a Messi (min.67), por parte del Barcelona; Enes Ünal (min.11), Anuar (min.34) y Míchel (min.70), por el Valladolid.





Incidencias: partido de la vigésima cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 67.435 espectadores.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: