Internacional

Víctor Manuelle se disculpa por ‘Amarte duro’, la canción que exalta a Pablo Escobar | Blog Billete a Macondo


La vieja herida sigue abierta. El reguetonero puertorriqueño Víctor Manuelle despertó la indignación del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien libra una cruzada contra la estigmatización de la ciudad por las épocas más oscuras en que era la capital mundial de la cocaína. La letra de Amarte duro ha causado escozor por ensalzar al abatido capo del narcotráfico Pablo Escobar Gaviria: “Esto que yo siento es puro / como la coca ‘e Medallo / y no soy Pablo / pero tú sabe’ lo que te hablo”.

En una carta abierta publicada el jueves en sus redes sociales con el sello de la Alcaldía, Gutiérrez exigió a Víctor Manuelle y su compatriota Farruko, que lo acompaña en el tema, una “disculpa pública” por la “deplorable” letra. La canción, que mezcla el rap y la salsa, cuenta con más de cuatro millones de reproducciones en YouTube.

“No irrespeten nuestro dolor”, espeta Gutiérrez en la carta. “Voy a pensar que ustedes no son conscientes del daño que le hacen a Medellín con su canción Amarte duro. Voy a partir de esa base porque me parece inconcebible que alguien sea consciente de esto y saque al mercado una letra tan deplorable”.

Más de 20 años después de que cayó abatido sobre un tejado de Medellín, el 2 de diciembre de 1993, la alargada sombra de Escobar todavía se posa sobre la ciudad. A pesar de la estela de víctimas que dejó a su paso, su figura todavía causa fascinación. Hay series de televisión, libros, películas, e incluso tours alusivos al jefe del extinto cartel de Medellín.

En su lucha contra el Estado, el Patrón, como era apodado el capo, hizo estallar bombas que mataron a cientos de personas. “Ninguna ciudad en el mundo ha sufrido lo que sufrió Medellín: el fenómeno del narcoterrorismo nos dejó más de 20.000 muertes e incontables víctimas directas e indirectas. Hace parte de nuestro pasado, pero nos dejó una herencia maldita”, escribió el alcalde. “Aún existen niños que sueñan con ser los capos de sus barrios y esto pasa por gente que hace series donde Escobar es el protagonista o canciones, como la suya, que lo exaltan”.

Aunque la ciudad se ha transformado con una serie de exitosas alcaldías, entre ellas la del candidato presidencial Sergio Fajardo, lleva años intentado sacudirse el estigma. Gutiérrez ha redoblado su cruzada contra los símbolos del narcotráfico, y entre otras ha prometido destruir el edificó Mónaco, que funcionó como cuartel general del capo.

Víctor Manuelle se declaró “avergonzado”, y no tardó en disculparse. “Jamás sería capaz de ofender a nadie con intención premeditada y menos a Medellín, ciudad que me ha regalado tanto amor durante toda mi carrera”, publicó en otra carta en sus redes sociales. La música “permite jugar metafóricamente con cualquier idea aunque no la apoyes”, se justifica. “Acepto que lo que se dice en la canción no es agradable y aunque no llevara ninguna mala intención, me equivoqué”, zanja el salsero.

Dando por buenas las disculpas, Gutiérrez señaló que “es importante conocer el sufrimiento de los otros, para dimensionar el daño que pueden causar las palabras”.

El reggaetón colombiano ha conquistado el mundo, y Medellín también es la cuna de estrellas como Maluma y J Balvin, que no han estado exentos de polémicas por las letras de sus canciones en el pasado.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment