El exatleta estadounidense Michael Johnson, cuádruple campeón olímpico y ocho veces campeón mundial, visitó este viernes el estadio de La Cartuja de Sevilla, donde hace veinte años estableció un récord del mundo de 400 metros lisos (43,18 segundos) que estuvo vigente hasta los pasados Juegos de Río de Janeiro 2016.

Johnson, que no había regresado a la capital andaluza desde aquel Mundial de 1999 en el que batió la plusmarca de su compatriota Harry ‘Butch’ Reynolds, posó este viernes en la pista del recinto cartujano junto a un cronómetro que reflejaba su marca y departió amigablemente con algunas promesas del atletismo local.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: