Muchas Comunidades Autónomas han anunciado o se están preparando para cerrar el perímetro de su territorio hasta después del Puente de la Constitución, con el objetivo de hacer las menores restricciones posibles en Navidad, festivos para los que, sin embargo, existen ya coincidencia en lo que será «diferente».

A las últimas prórrogas de las medidas adoptadas en Euskadi -hasta el 10 de diciembre-, la Comunidad Valenciana y Murcia -hasta el día 9- se sumó este viernes la Comunidad de Madrid, que cerrará durante diez días entre el 4 y el 14 de diciembre, así como Ceuta, que mantendrá las restricciones de viaje a la península y el cierre de la frontera con Marruecos hasta después del 8 de diciembre.

El anuncio del cierre de la Comunidad de Madrid, como sucedió en los dos puentes en noviembre, tiene un impacto especial en las comunidades vecinas debido al gran volumen de desplazamientos durante estas fechas.

La capital madrileña recibe muchas visitas durante el Puente de la Constitución de personas de otras comunidades que se acercan a la ciudad para hacer sus compras navideñas y ver la decoración, aprovechando ambas fiestas.

De momento Cataluña y Navarra son las comunidades que han acercado el cierre de su territorio a la Navidad: hasta el 21 de diciembre en Cataluña y el 18 de diciembre en Navarra.

Asturias permanece cerrada en el perímetro de forma indefinida, medida en vigor desde el 28 de octubre que durará hasta que el Principado la revoque, mientras que el cierre de las tres principales ciudades, Oviedo, Gijón y Avilés, acaba de prorrogarse hasta ‘al 3 de diciembre.

Euskadi mantendrá al menos hasta el 10 de diciembre el cierre del perímetro de la comunidad autónoma y el de todos sus municipios entre ellos, por encontrarse en una situación de alta tensión hospitalaria, aunque hay una tendencia a la baja en la curva de contagio.

Ese mismo viernes, el Lehendakari, Iñigo Urkullu, ya ha dado por hecho que esta Navidad será «absolutamente diferente».

Es de la misma opinión el presidente valenciano, Ximo Puig, que al anunciar ayer la ampliación de las restricciones y el cierre del perímetro de la comunidad hasta el día 9, aseguró que esta Navidad «no vivirán como de costumbre» y agregó: «Sabemos que habrá restricciones».

El gobierno de Murcia también ha decidido prorrogar hasta el 9 de diciembre el confinamiento del perímetro regional y el de sus 45 municipios, decretado el 30 de octubre.

En los próximos días, otras Comunidades Autónomas deberán decidir sobre la continuidad o no de las medidas restrictivas y cierres de perímetros, la primera de las cuales es Andalucía, que lo hará este domingo.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, aseguró este viernes que su gobierno quiere una Navidad «lo más normal posible», en la que se pueda recuperar la movilidad entre provincias, aunque también reconoció que estos partidos «no serán como el año pasado. «.

Castilla y León, cerrada desde el 30 de octubre, afronta desde hoy una nueva prórroga de esta medida, que llegará hasta el 3 de diciembre, cuando se decidirá mantener el cierre del perímetro de la comunidad hasta después del Puente de la Constitución y la Inmaculada.

El dato de incidencia acumulada de covid-19 en Castilla y León se sitúa en 800 casos por 100.000 habitantes, casi el doble de la media nacional, y con municipios por encima de los 1.000 casos y una situación por 100.000 habitantes).

Hasta el 3 también, el cierre del perímetro de Cantabria ocurre en estos momentos, mientras que a finales de este mes, Castilla-La Mancha decidirá sobre la continuidad del cierre, pactado de forma indefinida, en base a las cifras de transmisión de la enfermedad.

Estos anuncios se producen tras la creación de un grupo de trabajo entre el gobierno y las comunidades autónomas para elaborar un paquete de recomendaciones para la Constitución y el puente de Navidad, que debe aprobarse el próximo miércoles, en el Consejo Interterritorial de Salud.

Donde por el momento no se ha establecido el cierre del perímetro del territorio de la comunidad, es en Galicia, Extremadura, Baleares y Canarias.

En Galicia, y al menos hasta el 4 de diciembre, la Xunta ha optado por cerrar por zonas, que se concentran en las proximidades de las siete ciudades, La Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Santiago de Compostela, Vigo y Ferrol y algunos otros municipios con una alta tasa de contagios. En total, 68 municipios tienen actualmente entradas y salidas limitadas de su territorio.

El perímetro de Extremadura tampoco está cerrado, pero estas restricciones de entrada y salida afectan a ocho municipios: Zarza de Garanadilla, Fuenlabrada de los Montes, Hervás, Los Santos de Maimona, Arromolinos de Montánchez, Alcuéscar, Aliseda y Vegaviana, lo que la convierte en una población cercana a los 21.900.

El único cierre perimetral vigente en Baleares afecta a la ciudad mallorquina de Manacor, vigente hasta el 26 de noviembre, aunque el Gobierno está estudiando su levantamiento antes, dada la buena evolución de la pandemia en la localidad.

Has visto Varias comunidades cierran el puente de diciembre para “salvar” la Navidad | Política

A %d blogueros les gusta esto: