Portada

Valls replica a Colau con una carta a Juncker


Si la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, advertía el sábado por carta a los dirigentes de las instituciones europeas que el juicio del procés podría traer consecuencias para Europa; el candidato a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, ha querido replicar a la alcaldesa y dar su propia versión. Con otra misiva, esta solo dirigida al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, Valls denuncia las “mentiras del separatismo” y lamenta que la alcaldesa se sume a “la campaña de propaganda” del independentismo para “desacreditar la democracia española”.

Valls traslada a Juncker la “preocupación” por el “uso” que cree que el independentismo va a hacer del juicio y mantiene que la versión de la situación política catalana que aportó Colau es “sesgada y falsa”. Para el exprimer ministro francés, el objetivo de la alcaldesa al apoyar el relato de los independentistas es “allanar y preparar sus pactos con los secesionistas” para “mantenerse” como primer edil de la ciudad.





La carta a Juncker mantiene que la mentira ha sido “una de las principales herramientas del proceso de nation-building que los catalanes llevan sufriendo durante décadas” y añade que ahora ésta “ha cruzado fronteras” con el fin de “intoxicar la opinión pública internacional”.

Con todo, Valls da su propio relato de los hechos. Por un lado, sustenta que los dirigentes independentistas están en prisión provisional porque el Supremo ve riesgo de fuga y fundamenta esta visión en el hecho de que Puigdemont se halla “huido de la justicia”. Además, mantiene que “persevera en los presos la actitud de rebeldía”, así como “la voluntad de extender la desobediencia a la ley a sus seguidores”.

También considera que los dirigentes del procés han “pretendido imponer su voluntad arbitraria”, “fracturado la sociedad catalana” y se han “apoderado de las instituciones y los espacios públicos con su propaganda”, además de impulsar “una política de identidad catalanista con actitudes y criterios políticos que se deslizan a veces hacia el racismo”.

Valls va más allá y tacha el proyecto independentista de “oligárquico, iliberal, insolidario e identitario” y lo equipara a “tendencias políticas más nocivas”. El candidato cree que los líderes independentistas se “disfrazan” de “pacifistas” pero apuestan por “la imposición de las ideas”, por lo que reciben el “apoyo y la comprensión de los partidos xenófobos, de personas condenadas por actos terroristas o de la ultraderecha”.





Tras afirmar que la actual España no tiene nada que ver con la dictadura franquista y subrayar que el Estado español es uno de los más descentralizados; Valls acaba dictaminando que lo que ocurrió en septiembre y octubre de 2017 fue un “golpe a un Estado democrático liberal de Derecho” y que “los que agredían a España estaban al mismo tiempo agrediendo a Europa”.

Valls concluye la carta asegurando que con Juncker se conocen “desde hace mucho tiempo”, y que si ha decidido redactar estas líneas es porque cree que el presidente de la Comisión debe “conocer la verdad de lo que ocurre actualmente en España”.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment

injerto
SEO CONSULTOR
injerto
SEO CONSULTOR