Manuel Valls ha cargado este miércoles contra la «deriva grave» de Ciudadanos al pactar «con una formación reaccionaria y antieuropea», refiriéndose a Vox, y contra su estrategia «irresponsable» de buscar  «el cuanto peor mejor» sin plantear una alternativa en Cataluña. «Cuando hace un año me instalé en Barcelona, Ciudadanos era un partido liberal, progresista, europeísta y centrado, pero poco a poco el partido con el que compartí muchas cosas se convirtió en algo diferente. Ciudadanos se ha convertido en el partido que ahora pacta de hecho con una formación reaccionaria y antieuropea. No vale esconderse detrás del PP», ha dicho Valls en una rueda de prensa desde el Ayuntamiento de Barcelona. Valls también ha sido claro: se queda en Barcelona.

Para Valls, la conversión de Ciudadanos en un partido que se ha inmerso en la «lucha por liderar las derechas» ha dejado «huérfanos» a muchos de los votantes que apostaron por Inés Arrimadas en las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017. Ciudadanos rompió el pasado lunes la coalición municipal que formaba con la plataforma de Valls, Barcelona pel Canvi, tras el apoyo del ex primer ministro francés a la reelección como alcaldesa de Ada Colau. La ejecutiva del partido naranja se oponía a dar apoyo a Colau.

El ex primer ministro francés ha asegurado que mantendrá su cargo como edil en la oposición en Barcelona. «El sábado en Barcelona hicimos historia. Se trataba de decidir si Barcelona tenía un alcalde independentista. Lo conseguimos, lo conseguí. Plantamos cara, es exactamente lo que hicimos tres de nosotros y estoy muy orgulloso. ¿Es la señora Colau la misma cosa que el señor Maragall?». Así ha arrancado su comparecencia de prensa Manuel Valls, quien le ha pedido a Colau que retire de la fachada del Ayuntamiento de Barcelona el lazo amarillo. «Lo que vivimos el sábado es intolerable», dice el ex primer ministro francés sobre la protesta independentista que se produjo en el exterior durante el pleno de investidura. «Vimos en Sant Jaume lo que es el odio organizado». Valls ha añadido: «El voto del sábado sirvió para evitar que Barcelona quedase en manos del independentismo. Yo soy coherente, lo demostré el sábado recordando que en España no hay presos políticos ni exiliados».

Celestino Corbacho anunció ayer que se suma como concejal independiente al grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en Barcelona. Tras una intensa jornada de negociaciones, el exministro socialista consiguió finalmente el visto bueno de Cs a su requisito más importante, tener libertad de voto durante el cuatrienio. «Me quiero centrar en el ámbito local, por eso he optado por Cs, porque tiene mayor implantación en el territorio», explica Corbacho a EL PAÍS.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: