El Leganés se rearmó moralmente en Mestalla, un horno por el bochorno y el horario de LaLiga. El grupo de Pellegrino sumó su primer punto de la temporada tras cuatro derrotas consecutivas. El nuevo Valencia de Celades, en pleno proceso de reconstrucción tras la salida de Marcelino, volvió a atrancarse en su estadio y desperdició la opción de engancharse a la zona alta de la tabla tras un partido impotente y mediocre. Al final del partido, la grada sacó pañuelos contra el palco y atronó con gritos y cánticos en contra de la gestión de Peter Lim y Anil Murthy, que el club silenció subiendo los decibelios de la megafonía.

VAL

LEG

Leganés

Valencia

Cillessen, Gayá (Jaume Costa, min. 55), Gabriel Paulista, Wass, Garay, Gonçalo Guedes, Kondogbia, Coquelin (Ferrán Torres, min. 82), Parejo, Maxi Gómez (Lee Kang-In, min. 58) y Rodrigo.

Leganés

Juan Soriano, Bustinza, Omeruo, Siovas (Kévin Rodrigues, min. 72), Recio, Jonathan Silva, Rubén Pérez, Aitor Ruibal (Chidozie Awaziem, min. 57), Óscar Rodríguez, Guido Carrillo (Youssef En-Nesyri, min. 78) y Braithwaite.

1-0 min. 20: Parejo (p). 1-1 min. 34: Óscar Rodríguez .

Javier Estrada Fernández

Gabriel Paulista (min. 90),
Kondogbia (min. 58),
Juan Soriano (min. 86),
Siovas (min. 40),
Recio (min. 22),
Rubén Pérez (min. 87) y
Ferrán Torres (min. 84).

Estadio:Mestalla

Sin intensidad y a merced del Leganés desde el inicio, el Valencia se adelantó en una jugada aislada tras una caída de Rodrigo en el área. El penalti tardó unos minutos en ejecutarse por la revisión del VAR , pero eso no afectó al lanzador. A Parejo, frío e impasible, el paso del tiempo no hace mella en su concentración ni en su puntería. Cuando Estrada validó la acción, el capitán disparó a portería e hizo el primer gol del partido y el tercero en su estadística personal de la temporada.

El tanto local penalizó al colista Leganés que superaba a un Valencia menor en ocasiones y juego. Despistado en defensa en las acciones de estrategia pepinera, el bloque de Celades se libró de un par de goles por las pifias de Siova y de Braithwaite en dos remates al saque de sendos córners en la primera mitad. Primero el central griego y posteriormente el delantero danés erraron estrepitosamente dos cabezazos sin oposición. El despiste del lado derecho de la defensa local estuvo a punto de costar caro.

Entre ambos cabezazos, Óscar empató el partido. En otro balón colgado al área, Siovas recibió y se hizo espacio para descargar a la izquierda de su ataque. Recibió Óscar, que chutó duro y seco, y la pelota entró por el palo que defendía Cillessen. El VAR, otra vez, revisó la jugada ante la posibilidad de que existiera fuera de juego de Guido Carrillo, que tocó el balón antes de que le cayera a Óscar.

Antes del gol, el 27 pepinero había estrellado el balón en la cruceta izquierda de la portería de Cillessen. El Lega, sin Cuéllar, Rodrigo Tarín o Rosales, superó al Valencia en todas las estadísticas del primer acto. Cuatro saques de esquina sacaron los del Flaco Pellegrino por uno del Valencia en este periodo.

En el once del murciélago solo respondía su flanco derecho en ataque. Las caídas de Rodrigo, muy móvil todo el partido, las subidas de Wass y el apoyo en la zapa de Coquelin lanzaban al Valencia por esa acera. El fuerte lo defendía Kondogbia, bien en defensa.

En el lado contrario, el izquierdo, Guedes volvía a mostrar su peor versión, la misma con la que ha empezado la temporada. Suplente en Stamford Bridge, el trueno portugués no reaccionó a su dosis de banquillo. Guedes recibe, gira, agacha la cabeza y se enreda. Y así en bucle. Ralentiza el juego pese a su rapidez, aunque parezca una incongruencia. Una constante desde el inicio del campeonato ya sin la coartada de las lesiones que sufrió la liga pasada.

Celades, en su primera aparición en Mestalla, eligió vestir al equipo con la misma coraza con la que se protegió en Londres. El técnico catalán mantuvo en Mestalla a sus tres mediocentros Parejo, Coquelin y Kondogbia hasta el minuto 82, cuando entró Ferrán Torres. En su primera acción, el canterano asistió a Rodrigo cortando por la derecha tras un pase de Parejo pero el hispanobrasileño, a puerta vacía, no llegó al remate.

Una pérdida de Guedes en el último minuto del descuento provocó una salida al contragolpe del Leganés, que pudo llevarse el partido en un disparo de Kevin Rodrigues que desvió a córner Cillessen lanzándose a su derecha. Esa acción y el pitido final llenaron la grada de pañuelos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: