El Barça vivió un terremoto en Liverpool con una dolorosa eliminación de la Champions, pero los problemas no acabaron con el pitido final en Anfield. Luis Suárez anunció que pasaba por el quirófano para someterse a una artroscopia de su rodilla derecha debido a una lesión en el menisco, que le impedirá jugar la final de la Copa del Rey, aunque sí podrá estar en la Copa América tal y como ha explicado el uruguayo.

“Va a estar todo genial, en un mes estoy recuperado”, expresó el delantero azulgrana en el diario uruguayo El País para alivio de la afición celeste y descontento de la barcelonista. El torneo continental se celebrará en Brasil entre el 14 de junio y el 7 de julio.






“Tranquilo. No es la misma lesión de 2017, aquella fue un cartílago y esta es en el menisco”


No es la primera vez que Suárez tiene problemas en la rodilla, de hecho son recurrentes las lesiones en esta zona, sobre todo por desgaste a final de temporada. Antes de fichar por el Barça en 2014 y en los días previos al Mundial, el delantero ya se sometió a una operación para llegar en condiciones a la cita mundialista.

Aquella, como ahora, fue una operación en el menisco que también requirió de una artroscopia. Una dolencia diferente a la que sufrió tres años después, como el charrúa se encargó de puntualizar: “Tranquilo. No es la misma lesión de 2017, aquella fue un cartílago y esta es en el menisco”, concluyó.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: