Entender el paso del tiempo y tomar decisiones son algunas de las habilidades que está adquiriendo un niño autista de 8 años que vive con sus padres, en plena huerta murciana, en la primera casa del mundo diseñada para ayudar a la inserción de una persona con este tipo de trastorno del desarrollo.

El concepto de arquitectura terapéutica se ha aplicado en esta vivienda, enclavada en la pedanía de Cabezo de Torres, tras un trabajo de investigación de cuatro años en el que han participado arquitectos, psicólogos, neurólogos, logopedas y la Asociación TEA Astrade (Asociación para la Atención de Personas con Autismo y otros Trastorno Generalizados del Desarrollo) de la Región de Murcia.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: