Fue febrero cuando apareció el primer ejemplar de La Vanguardia y ha sido ese mismo mes en que hemos llevado a cabo la fusión del periódico de papel y la web. Entre uno y otro acontecimiento han pasado 138 años, pero el diario ha mantenido en este tiempo los mismos valores de independencia, rigor y pluralidad. Como editor de La Vanguardia les garantizo que la calidad seguirá siendo nuestra enseña. En unos momentos en que las noticias falsas, las llamadas fake news, amenazan no sólo al periodismo, sino también a la propia democracia, estoy convencido de que son más necesarios que nunca los medios de referencia, comprometidos con la sociedad que sirven. En la web y el papel encontrarán esta manera responsable de ejercer el periodismo. La Vanguardia tiene dos soportes pero una única cabecera.

El diario dispone de una quincena de corresponsales distribuidos en los cinco continentes, casi un centenar de colaboradores entre los que figuran algunos de los escritores y analistas más prestigiosos del país. Y un cuerpo de redacción con 250 periodistas de una experiencia acreditada que trabajan para el diario convencional y el digital. Y sobre todo contamos con unos lectores fieles y reputados anunciantes que nos acompañan en esta aventura diaria. En total, tenemos casi 600.000 lectores del diario de papel y 18 millones de usuarios en la web, de acuerdo con los medidores acreditados.

Nunca habíamos tenido tantas personas que nos leyeran, pero también es verdad que nunca había sido tan complejo cuadrar las cuentas. Pero lo conseguimos como mejor garantía de nuestra independencia. Hoy podemos leer también La Vanguardia a través del móvil, la tableta o el ordenador. La digitalización de la información nos permite trabajar en la inmediatez, pero al mismo tiempo apostamos por el análisis, la interpretación y el reportaje. El placer de leer en papel se mantiene como una experiencia, como lo demuestran los 55.000 suscriptores del diario.

Empezamos una nueva aventura con esta fusión de las dos redacciones, que he impulsado junto a Carlos Godó y la dirección de los medios. Con ella pretendemos servir mejor a nuestros lectores. Nada nuevo, es lo que llevamos haciendo en tres siglos.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: