Los diputados opositores del estado venezolano de Bolívar (sur), fronterizo con Brasil, denunciaron este viernes la muerte de una mujer en un enfrentamiento entre la Fuerza Armada y una comunidad indígena que “defiende” el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

El enfrentamiento ha dejado al menos 15 heridos de bala, 3 de ellos de gravedad, según dijeron los parlamentarios Américo de Grazia y Ángel Medina en Twitter. AFP también ha confirmado con médicos y testigos sobre la zona el fallecimiento de esta mujer y que habría varios heridos de bala de gravedad.


Varios heridos

Se ha informado de numerosos heridos de bala, algunos de ellos de gravedad






A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela reconocido por una cincuentena de países, exigió responsabilidades a los militares al cargo: “O capturan y entregan a los responsables de la represión y asesinato de los hermanos pemones en #Kumarakapay que respaldan la ayuda humanitaria, o ustedes serán los responsables”.

Guaidó aseguró que esta crimen “no quedará impune” y pidió a los militares decidir “de qué lado están en esta hora definitiva”. Insistió: “A todos los militares: entre hoy y mañana ustedes definirán cómo quieren ser recordados. Ya sabemos que están con el pueblo, ustedes nos lo han dejado muy claro. Mañana podrán demostrarlo”.

La mujer fallecida, de nombre Zoraida Rodríguez, es una vendedora de empanadas que se encontraba en la zona en la que se registró el enfrentamiento, la comunidad de Kumaracupay, mientras que los heridos son todos hombres. Solo tres de ellos y debido a su gravedad fueron trasladados inmediatamente a un centro de salud, pues según De Grazia, no hay gasolina ni ambulancias que puedan trasladar a los demás.





Venezuela atraviesa una grave crisis económica que ha ocasionado escasez de alimentos y medicinas desde hace cinco años, y que se agrava a medida que pasa el tiempo. En medio de esta situación, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, que anunció asumir funciones como presidente interino del país al considerar ilegítimo a Maduro, ha establecido como prioridad el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela. Las donaciones que vienen de Estados Unidos y otros naciones se encuentran en puntos de acopio en países vecinos de Venezuela como Colombia, Brasil y la isla de Curazao.

Pero Maduro ordenó ayer el cierre de la frontera con Brasil y con las islas de los Países Bajos, incluyendo a Curazao, mientras analiza si hace lo mismo con el paso a Colombia. Posteriormente, Guaidó ordenó la apertura de la frontera con Brasil y mantener las relaciones diplomáticas con las islas.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: