Una pionera impresora en tres dimensiones (3D) del centro tecnológico del juguete AIJU es capaz de recrear órganos vitales de un paciente a partir de los datos una tomografía o resonancia magnética para facilitar el estudio de la zona a intervenir y disminuir la probabilidad de complicaciones en quirófano.

El responsable de fabricación Aditiva de AIJU, el ingeniero Nacho Sandoval, ha explicado a Efe Televisión que las piezas se fabrican con una impresora 3D que trabaja superponiendo capas de resina acrílica que se endurece mediante luz ultravioleta y que permite crear reproducciones de órganos muy reales.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: