Cultura

Una ficción sobre las perversas relaciones entre poder y periodismo | Cultura


La periodista  Gloria Lomana, que durante 13 años estuvo al frente de los informativos de Antena 3 (de 2003 a 2016), debuta en el mundo de la ficción con Juegos de poder, una novela que se adentra en las perversas relaciones que pueden llegar a establecerse entre los medios de comunicación y las altas instancias políticas y policiales. El protagonista “es un tipo tan poderoso y ambicioso que tiene a todas las instituciones del Estado en vilo”, aseguró la autora el jueves durante la presentación de este thriller de corte político.

Inspirada la trama en los personajes de la serie televisiva House of Cards, la novela gira en torno a un empresario mediático sin escrúpulos que utiliza todos los resortes a su alcance, desde la amenaza a la extorsión, para conseguir poder y dinero. “Sabe que la información es poder y empieza a buscarla en las alcantarillas policiales”, explicó la periodista. Todopoderoso y maquiavélico, el protagonista usa la información para generar portadas en los diarios y con estas alimentar las tertulias de radio y los debates televisivos, incendiar más tarde las redes sociales y conseguir finalmente que se discuta en el Parlamento, cerrando así lo que Lomana considera un “círculo diabólico”.

La presentación de la novela en la Biblioteca Nacional corrió a cargo de los periodistas Iñaki Gabilondo y Carlos Herrera, que animaron a los lectores a establecer un “juego de adivinanzas” para hallar semejanzas entre los personajes de la novela y los reales. Lomana recordó que Juegos de poder es “una crónica ficcionada”, una mezcla “de cosas vividas, experiencias y reflexiones” que toma como referencia hechos ocurridos en los últimos 25 años en España.

El acto, al que asistieron los directores de los principales diarios, representante del Gobierno y dirigentes de los grandes partidos, permitió reflexionar sobre los medios de comunicación y las dificultades de supervivencia de la información honesta cuando se ve inmersa en luchas de poder. Gabilondo se preguntó si en tiempos de posverdad —“las mentiras de siempre soltadas a través de la globalización”, aclaró— el periodismo puede dominar “al tigre desatado” que son las redes sociales y recordó que cuando se produce una inundación informativa es difícil identificar la bolsa de agua informativa potable. Lomana reiteró que la prensa tiene que ser un contrapoder, “no el cuarto poder”, y sostuvo que el mal periodismo no es periodismo sino manipulación.

Juegos de poder (La Esfera de los Libros) tiene su origen una propuesta de guion para una serie en la que el perfil del protagonista era el de un tipo ambicioso, corrupto y manipulador. Reconvertido el proyecto en una novela, el resultado es, como dijo Gabilondo, la mayor condensación de maldad desde el tiempo de los Medici. Con ironía, Herrera apuntó que concentra las tres pes del mal: políticos, policías y periodistas.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment