Tecnología

Una de cada cinco mujeres en España sufre abusos en las redes sociales | Tecnología


Una joven utiliza un ordenador. PIXABAY / atlas

Una de cada cinco mujeres en España sufre abusos en Internet, principalmente en las redes sociales, según un estudio publicado este lunes por Amnistía Internacional. El impacto psicológico del acoso en Internet es devastador: más de la mitad de las afectadas reconocen tener la autoestima más baja y haber experimentado estrés, ansiedad o ataques de pánico.

El 54% de las víctimas españolas cambiaron sus conductas en las redes como consecuencia del ciberacoso. Por ejemplo, una de cada tres afectadas dejaron de publicar opiniones personales en la red. “Imagina que recibes amenazas de muerte o de violación cuando abres una aplicación, o que vives con el miedo de que se divulguen en Internet sin tu consentimiento fotos sexuales o privadas”, señala Azmina Dhrodia, investigadora de Tecnología y Derechos Humanos en Amnistía Internacional. Para ella, el principal peligro de los abusos en Internet es la rapidez con la que pueden proliferar: “Un tuit insultante puede convertirse en minutos en un aluvión de odio focalizado”.

El estudio ha sido realizado a partir de encuestas a 4.000 mujeres entre 18 y 55 años de Dinamarca, España, Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido y Suecia. La media de mujeres de estos países que afirman haber sufrido acoso en la red es del 23%. Estados Unidos es el país participante con más casos: un 33% de las mujeres declaran haber sido víctimas. Los abusos han sido de naturaleza misógina o sexista en la mitad de los casos, mientras que en una quinta parte incluían amenazas de agresión física o sexual. En los ocho países, el 76% de las mujeres afectadas cambiaron sus comportamientos en Internet.

“Una persona individual con las herramientas que tiene de bloqueo, silenciamiento o filtrado de contenido de usuarios muchas veces no puede hacer frente al acoso en la red”, afirma el portavoz de Amnistía Internacional en España, Miguel Ángel Calderón. Por ello, señala que los gobiernos y empresas como Facebook, Instagram o Twitter también deben tomar medidas. Pero el 80% de las encuestadas considera que las respuestas de las compañías encargadas de las redes sociales para responder a los abusos son inadecuadas y una de cada cuatro acosadas asegura que la reacción de la policía tampoco fue la adecuada.

El 80% de las encuestadas considera que las respuestas de las compañías encargadas de las redes sociales para responder a los abusos son inadecuadas

 “Las empresas de redes sociales tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión. Deben garantizar que las mujeres que usan sus plataformas pueden hacerlo libremente y sin temor”, afirma Dhrodia. Para Calderón, la solución pasa por mejorar la formación y la conciencia de los administradores y moderadores de las redes y de jueces, fiscales o policías. “No hay que olvidar que el acoso y el abuso de las mujeres en Internet es una forma de violencia de género”, señala.

El estudio es un primer llamamiento para que se vea que el problema existe. Según Amnistía Internacional, ahora las empresas del sector tienen que analizar qué forma toma este acoso en cada red social para ver cuáles son las mejores medidas. La organización propone además hacer campañas en la red para combatir los estereotipos de género e implementar un sistema de apoyo a las mujeres que ya han sido víctimas del acoso en la red.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment