El 14 de agosto de 1956 salió de Caracas una carta dirigida al Cabildo de Fuerteventura (Canarias) en la que su firmante Alfonso Martín Fajardo y sus hermanos Luis y Juan donaron terrenos a Betancuria y 100.000 pesetas para un museo y un centro cultural, donación que es considerado el germen del museo arqueológico de la isla, inaugurado este lunes.

La rehabilitación de la casa, en el centro histórico de Betancuria, y el primer montaje del museo se llevaron a cabo en los años sesenta. Posteriormente el edificio estuvo en remodelación hasta que en 2015 cerró sus puertas a la espera de la apertura de un nuevo museo anexo a la antigua casa.

Has visto Una carta de Caracas ilumina el nuevo museo arqueológico de Fuerteventura | Cultura y entretenimiento

A %d blogueros les gusta esto: