“Yo creo que es una buena fecha porque lo importante es hablar de España”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha convocado a los españoles a las urnas para elegir una nueva composición de las Cortes el próximo
28 de abril
, una fecha que, según fuentes socialistas, fue la propuesta por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, frente a la otra opción que se manejaba en el seno de Moncloa, el 14 del mismo mes. La fecha elegida hará que la campaña electoral caiga en plena Semana Santa, que este año cae especialmente tarde.

Está por ver si el periodo vacacional hará de altavoz del debate político o, por el contrario, restará protagonismo a estas elecciones, en todo caso, la fecha escogida genera una serie de plazos en calendario en aplicación de la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General (LOREG). La norma establece que en el caso del adelanto electoral, los decretos de convocatoria se publican, al día siguiente de su expedición, en el Boletín Oficial del Estado (…) y “entran en vigor el mismo día de su publicación”. Estos decretos de convocatoria señalan la fecha de las elecciones que “habrán de celebrarse el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria”.






Convocatoria y disolución de las Cortes

La ley prevé que las Cortes se disuelvan exactamente 54 días antes del día en el que se celebren los comicios, de manera que el BOE deberá publicar un real decreto el 5 marzo para la disolución efectiva del Congreso y del Senado. Esta orden entrará en vigor el mismo día de su publicación y, para ello, el Gobierno tendrá que firmar la disolución un día antes, el 4 de marzo.

Presentación de las listas electorales

Por otro lado, según especifica la LOREG, los partidos deberán presentar sus candidaturas entre el decimoquinto y el vigésimo día posteriores a la convocatoria. En este caso, entre el 15 y el 23 de marzo.


Campaña electoral

La campaña comienza 10 días después de la publicación en el BOE de las candidaturas electorales, pero la duración, generalmente 15 días, debe aparecer en el real decreto. Previsiblemente, comenzará el día 12 de abril, pero es posible que se alargue algunos días más y comience antes, algo que ha sucedido en otras ocasiones.


El juicio del ‘procés’ en pleno calendario

El calendario electoral coincidirá plenamente con el juicio al ‘procés’ que se celebra en el Tribunal Supremo. Después de tres jornadas de proceso judicial, Sánchez ha comunicado la fecha de las elecciones que, sin embargo, pudieran celebrarse con este juicio ya acabado o a punto de hacerlo. Justo después de conocerse la decisión de Sánchez, desde el tribunal han asegurado que no se descarta tener lista para sentencia la causa antes del 28 de abril.





Todo irá en función de la celeridad de un proceso que cuenta con multitud de testigos, pero que el Supremo se ha propuesto que no se vea alterado por el escenario político. Con este objetivo, el tribunal se ha planteado la posibilidad de acelerar el proceso incrementando el número de sesiones por semana, celebrando algunas incluso los sábados.


Las elecciones locales, europeas y autonómicas, un mes después

Apenas un mes después de celebrarse las generales tendrá lugar la que en principio era la única fecha electoral del año, la del 26 de mayo. Ese día, los ciudadanos votarán en su municipio, para renovar el Parlamento Europeo y, en algunas comunidades, para elegir sus parlamentarios regionales (en todas excepto en Andalucía, Catalunya, País Vasco y Galicia). Esta cita con las urnas hará que los partidos políticos vuelvan a estar en campaña para las tres convocatorias desde el día 10 de mayo.

Este será por tanto un año atípico desde el punto de vista electoral y no sólo por la concurrencia de todos los comicios en poco más de un mes. Las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebran cada cinco años, han coincidido con autonómicas y municipales, que se celebran cada cuatro años, sólo en dos ocasiones; la primera, tras la entrada de España en la UE, en 1987, y la segunda, en el año 1999.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: