Un nuevo gazapo en Juego de Tronos ha eclipsado parte de la conversación sobre el final de la exitosa serie de HBO. Después del famoso vaso de café para llevar que se coló en una de las escenas del antepenúltimo capítulo, emitido hace dos semanas, en el sexto y último episodio emitido en la madrugada de este lunes ha ocurrido algo parecido: una botella de plástico de agua aparece a los pies de uno de los personajes, concretamente del actor John Bradley-West, que en la serie interpreta a Sam Tarly.

En la secuencia en la que aparecen reunidos los representantes de cada reino en Pozo Dragón —escena grabada en las ruinas romanas de Itálica, en Sevilla—, Sam esconde tras sus piernas, sin buen resultado, la botella en cuestión. Es un error casi imperceptible y que solo se han dado cuenta los espectadores que ya han visto el final de la serie, como la usuaria de Twitter @bethisloco, encargada de avisar del error a través de las redes sociales. El tuit con el vídeo de apenas dos segundos mostrando la botella de plástico, a mediodía  alcanzaba el medio millón de reproducciones y superaba los 6.000 retuits.

Con este, ya es el cuarto fallo que se detecta en esta última temporada. Además del vaso de té o café para llevar que se aprecia en una de las escenas del cuarto capítulo sobre la mesa donde está Daenerys —que HBO se encargó de eliminar digitalmente después de disculparse—, hay que añadir dos errores más. Por un lado, el famoso “sicansíos” que en la versión doblada al castellano  Davos pronuncia en un momento del tercer capítulo, La larga noche, y que solo pudieron escuchar aquellos que vieran el capítulo doblado al español. Durante el famoso episodio oscuro, para ayudar a Daenerys en el vuelo de sus dragones el señor Davos levanta un par de antorchas mientras grita “She can’t see us!” (“¡Ella no nos puede ver!”). En el doblaje en España la frase se tradujo de forma literal que los espectadores no entendieron qué significaba “sicansíos”. Movistar –la encargada del doblaje en España— lo cambió a posteriori.

Y por otro, el error no llegó a emitirse, aunque los seguidores de la serie lo detectaron en una de las imágenes promocionales que HBO publica antes de los capítulos. En una de las fotos del penúltimo capítulo de Juego de Tronos aparece Jaime Lannister abrazando a Cersei, y en la espalda de esta se ve una mano de carne y hueso. Algo que ha llamado la atención de muchos debido a que desde la tercera temporada, Jaime es manco porque le cortaron la mano como castigo y, desde entonces, lleva una mano de oro. La mano que se ve en la imagen es la derecha, precisamente la que Jaime tiene de oro.

Además de estos errores correspondientes a la última temporada, no hay que olvidar otros cometidos a lo largo de los nueve años que ha durado la que es considerada la serie más seguida de todos los tiempos, como aquel extra que apareció en vaqueros en uno de los primeros episodios; la cambiante cicatriz en el pecho de Jon Nieve o cómo la hechicera Melisandre, que si se quita el collar envejece rápidamente hasta morir, aparece en una escena dándose un baño con su cuello totalmente desnudo.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: