Un juzgado de Barakaldo (Bizkaia) investiga la denuncia por acoso sexual continuado de una auxiliar de enfermería contra un doctor. Según describe la mujer, los hechos, ocurridos en el hospital San Juan de Dios de Santurtzi y que abarcan comentarios de contenido sexual, insinuaciones y tocamientos, ocurren desde hace nueve años. La jueza que instruye el caso ha impuesto una orden de alejamiento contra el acusado y ha ampliado la querella al centro médico, al considerar que podría haber incurrido en un posible delito de encubrimiento.

La auxiliar presentó la denuncia el pasado octubre. En ella, relata los presuntos episodios de acoso padecidos, que además de los citados, incluye una ocasión en la que el facultativo le desabrochó el sujetador o comentarios despectivos e “incluso xenófobos” contra otras trabajadoras del hospital. “Es un caso abuso de poder, de superioridad, sobre una auxiliar de enfermería, que puede no llegar ni a los 1.000 euros mensuales y que hasta ahora ha funcionado con contratos temporales”, ha relatado el abogado de la mujer, David Sainz de Rozas, en Televisión Española.






Superioridad

El abogado de la mujer señala que es “un caso de abuso de poder” claro

El médico, un veterano del centro, fue despedido por la dirección del mismo tras una investigación interna. A pesar de ello, el juzgado investiga el posible encubrimiento, algo que defiende el letrado: “Le han tratado hasta de mentirosa, como que es cosa suya; queremos que se depuren responsabilidades”. La situación, según ha relatado la denunciante, que se encuentra de baja y lleva un año de tratamiento psicológico, se agravó el pasado enero.

Sainz de Rojas también ha explicado que una superior, ante el intento de la mujer de denunciar los hechos dentro del propio hospital, le instó a que “no hiciera nada” porque “estaba sola”. “Le dijo que ya sabemos cómo es este señor y que son bromas”, ha denunciado el abogado.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: