La capital peruana se prepara para vivir este sábado un día de locos con la celebración de la final de la Copa Libertadores, a la que asistirán alrededor de 60.000 personas, y el enorme reto de gestionar y resguardar, en paralelo, otros siete grandes eventos que se desarrollarán en simultáneo.

«Creemos que, como consecuencia de los Panamericanos, Lima se está convirtiendo en una gran metrópoli de concentración de espectáculos. Nosotros tenemos que evolucionar y estar preparados para ello», señaló este viernes el jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), Jorge Chávez, al canal N de televisión.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: