Portada

Un posible juicio a Salvini amenaza la estabilidad del Gobierno italiano


El Gobierno italiano podría tambalearse más pronto de lo esperado. Una junta del Senado comienza a debatir hoy si levantar la inmunidad al viceprimer ministro y ministro del Interior, Matteo Salvini, al cual un tribunal siciliano quiere juzgar por haber retenido el buque militar italiano Diciotti
el pasado agosto. Para permitir el juicio, el Tribunal de Ministros de Catania necesita la luz verde de la Cámara Alta, algo que puede ser posible después de que algunos exponentes del Movimiento 5 Estrellas (M5E), socios de gobierno de la Liga, avanzaran que lo permitirán.

Salvini se podría llegar a enfrentar a hasta 15 años de prisión por ­secuestro de personas, abuso de ­poder y detención ilegal tras haber bloqueado durante cinco días a la Diciotti con 177 migrantes, que al ­final pisaron tierra después de que la Iglesia italiana, Irlanda y Albania les acogieran. El líder de la Liga leyó la semana pasada la notificación judicial en uno de sus vídeos en directo de Facebook y no tardó en declararse “culpable de haber defendido las fronteras y la patria”, pero ayer reculó y pidió que no le enjuiciaran porque sus acciones corresponden a un “preeminente interés público”. Esto es relevante, ya que la legislación que regula los procesos contra presidentes y ministros dicta que no pueden enjuiciarlos si el afec­tado ha actuado para “proteger un interés del Estado constitucionalmente relevante o por un preeminente interés público”.





Desde hoy, el Senado tiene un máximo de dos meses para decidir si levantar la inmunidad a Salvini. Primero, una junta formada por ­senadores de todos los partidos ­deberá emitir un informe, y luego la Cámara Alta al completo votará sobre el asunto. El Gobierno debería tener la mayoría de senadores para evitar que Salvini vaya a juicio, pero el M5E se enfrenta a un dilema gravísimo. Su campaña durante todos estos años se ha basado en oponerse a la corrupción y al abuso de poder de los parlamentarios. En un primer momento, la posición de su ­líder, el también viceprimer mi­nistro Luigi Di Maio, fue de dejar permitir el juicio, pero ayer el par­tido empezó a recular y a pedir que se juzgue al Gobierno al completo. Ahora mismo se encuentran divi­didos, y anoche Di Maio convocó a sus senadores para debatirlo. Si al final algunos representantes del M5E deciden votar por levantar la inmunidad a Salvini, el Gobierno podría caer inmediatamente. Primero, porque el pacto que alcanzaron con la Liga obliga a hacer dimitir a los integrantes que estén procesados por delitos graves. Y segundo, porque la Liga no permitirá esta ofensa y pesos pesados del partido ya han advertido que si hay un juicio, habrá consecuencias políticas.

En cualquier caso, el M5E se ve obligado a debatirse entre defender sus ideales de corrección política o aceptar que han entrado en el juego y que quieren permanecer en el poder. Todo esto sucede cuando quedan pocos meses para que los italianos vuelvan a votar, en las elecciones europeas del próximo mayo, y mientras otro barco, el de la oenegé Sea Watch, lleva desde el 19 de enero con 47 personas rescatadas de una patera, ahora ante las costas ­sicilianas. Un juicio hasta benefi­ciaría a Salvini, que ya podría presentarse como un mártir de cara a sus votantes por haber sido procesado por frenar la inmigración.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment