Hay que mantener todas las alarmas conectadas, pero las semanas más duras parecen haber quedado atrás. Aunque durante buena parte de la alerta sanitaria fue el área sanitaria de Galicia con menor impacto de la covid-19, en Ferrol no se vivieron días más sencillos que en el resto de las comunidades autónomas. Unidades de Cuidados Intensivos y plantas de hospitalización tensionando sus recursos y profesionales en una situación extrema y de compleja digestión.

Fue desde ese mismo arranque del estado de alarma cuando los reconocimientos a su labor empezaron a brotar. El Arquitecto Marcide, el mayor hospital de la ciudad naval, acoge ahora el que el Área Sanitaria ferrolana define como «un profundo y sincero agradecimiento» por esas «aportaciones directas». Algunas serán pequeñas en sus dimensiones y por la edad de sus autores, pero en los pasillos del centro médico esas obras se han convertido en una exposición de gran calado.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: