Al menos 20 personas han muerto y una veintena han resultado heridas después de que un soldado tailandés abriera fuego este sábado en varios puntos de la ciudad de Nakhon Ratchasima, a unos 250 kilómetros de Bangkok, la capital de Tailandia. El autor, un militar de bajo rango, ha sido identificado como Jakraphanth Thomma, tiene 32 años y se encuentra atrincherado dentro de un centro comercial de dicha urbe. 

Según el diario Bangkok Post, que cita fuentes policiales, el asaltante disparó primero a su superior y a otros dos soldados dentro de la base militar de Surathampithak, robó munición, un rifle de asalto y un Humvee, un vehículo militar, y se dio a la fuga. El soldado continuó disparando a civiles en un templo budista y en el centro comercial Terminal 21 de la ciudad, donde permanece con una docena de rehenes, añade el citado diario. 

Jakrapanth Thomma, durante el ataque. AFP

Imágenes divulgadas por medios tailandeses muestran al sospechoso apeándose del Humvee enfrente del centro comercial y disparando de forma indiscriminada mientras la gente huye. Las autoridades tailandesas han establecido un perímetro de seguridad de dos kilómetros alrededor del centro comercial, rodeado por equipos especiales de asalto del Ejército, para tratar de capturarle. La portavoz de la policía Krissana Pattanacharoen urgió a los ciudadanos de Nakhon Ratchasima a quedarse en sus viviendas y obedecer las órdenes de las fuerzas de seguridad. 

Jakraphanth Thomma fue retransmitiendo en directo en su cuenta de Facebook Live —desactivada después por la red social parte de su trayecto y la matanza perpetrada en el centro comercial. “Estoy tan cansado”, decía a la cámara a las 19.20, hora local (11.20, hora peninsular española), vistiendo ropa de camuflaje y con la cabeza cubierta por un casco, según recoge la prensa local. “¿Debería rendirme?”, había publicado unos minutos antes. 

Otras imágenes muestran un incendio fuera del edificio, que según la prensa local se debió a la deflagración de una bombona de gas debido a los disparos. Un vídeo divulgado por el medio tailandés Khaoson muestra imágenes del sospechoso caminando despacio por el centro comercial con el rifle colgado al hombro.

Aunque la policía ha evitado referirse al posible motivo de la matanza, el soldado había publicado una serie de diatribas en su cuenta de Facebook que daban cuenta de su insatisfacción con el sistema político y el cuerpo militar. “Enriquecerse de la corrupción y de aprovecharse de otros, ¿creen que se van a llevar el dinero para gastarlo en el infierno?”, escribía este sábado. Horas antes publicaba que “la muerte es inevitable para todos” y se fotografiaba sosteniendo un arma en el brazo. 

El sospechoso camina por los pasillos del centro comercial.
El sospechoso camina por los pasillos del centro comercial. EFE

Se desconoce de momento a cuántas personas ha herido y cuál es el número final de fallecidos. Entre ellos se encuentra el coronel Anantharot Krasae, una mujer de 63 años y otro soldado, los tres asesinados en la base militar.

La ciudad de Nakhon Ratchasima, más conocida como Korat, se encuentra al este de Tailandia y tiene una población de alrededor de 166.000 habitantes. Tailandia es uno de los países con mayor número de armas, con más de 10 millones entre legales e ilegales y una media de 15 por cada 100 personas, según la organización Gun Policy. No obstante, los asaltos con armas de fuego no son habituales, salvo en el sur, escenario de un conflicto separatista desde hace décadas.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: