Un juzgado de primera instancia de Madrid ha condenado al Banco Santander a devolver 500.000 euros a una pareja que invirtió esa cantidad en deuda subordinada del Banco Popular, al que el priermo absorbió, y que perdió cuando la entidad quebró.

En su sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, el juez considera que la pareja no fue «suficientemente informada» por el Banco Popular de los riesgos que entrañaba la deuda subordinada, anula el contrato que se suscribió para contratar el paquete de deuda y hace responsable de la devolución del dinero al Banco Santander como sucesor de las responsabilidades del Banco Popular.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: