Ciudad Lineal arde en llamas cada noche. «¡Fuego, fuego!», empezó a gritar Yolanda Juárez cuando abrió la ventana de su casa y vio cómo las llamas de un contenedor que acaban de quemar alcanzaban los dos metros frente a sus ojos. Su esposo, Ángel Pérez, con toda la adrenalina del momento, cogió una manguera de la obra y mojó la malla del andamio. «Apague el contenedor y cuando llegaron los bomberos el incendio ya estaba controlado», dice Pérez. Esa misma noche, la escena se repitió en tres zonas más del distrito.

Desde la asociación de vecinos de Ciudad Lineal denuncian que tienen que soportar una media de cinco o seis contenedores quemados por semana. En lo que va del mes de julio de este año van 16. Por esta razón, los vecinos se están movilizando contra las quemas de contenedores en este distrito madrileño ante el aumento de incidentes, ha informado la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) en una nota de prensa.

En la madrugada del lunes pasado una fuerte explosión despertó a los vecinos del entorno de la calle Verdaguer y García, en el barrio de San Pascual. Al asomarse a sus ventanas descubrieron que ardían los contenedores de recogida selectiva de vidrio y papel situados en el número 44, ardían junto a un coche y dos motos. Esa semana también en la calle Sambara fueron incendiados otros dos contenedores cuyas llamas se extendieron a varios vehículos estacionados en dos islas distintas de la vía, la calle Ascao y calle Virgen del Lluc.

Los residentes afirman que los bomberos y la policía saben que la mayoría de los incendios son provocados, aunque «nadie ha hecho nada en serio por aumentar la vigilancia y tratar de capturar a sus autores», se queja el portavoz de la asociación de vecinos, Pablo Santamaría. «Los vecinos recomiendan no aparcar los coches cerca de los contenedores de papel y vidrio», ha indicado Santamaría.

Tan solo una pastilla inflamable para prender una chimenea es necesaria para que estos encapuchados actúen. La presidenta de la Asociación Vecinal de Quintana, Ana Martínez lanzó en su página de Facebook una invitación a publicar fotografías y vídeos que ilustran este problema, con el lema «Ciudad Lineal se quema». El problema de los incendios intencionados de contenedores viene de lejos y afecta a buena parte de los barrios sureños de Ciudad Lineal: Quintana, Pueblo Nuevo, Ascao, La Elipa, La Concepción y San Pascual. “Tenemos identificados incendios de contenedores desde 2016, pero en el último año y, sobre todo, en las últimas semanas la cosa ha empeorado”, afirma Martínez.

Un grupo de pirómanos atemoriza a los vecinos de Ciudad Lineal prendiendo fuego a los contenedores
Asociación de vecinos Ciudad Lineal

Los vecinos reclaman a la Administración municipal que active todos los medios que sean necesarios para acabar con una incomprensible “diversión” que ha provocado cuantiosos daños no solo al erario público, sino también a vecinos y vecinas particulares, y pone en riesgo la propia vida de las personas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: