Ciencia

Un estudio relaciona suicidios y cambio climático | Ciencia


El aumento de las temperaturas por el cambio climático tiene un impacto directo en la salud global. Si el calentamiento del planeta continúa como se espera habrá más muertes por olas de calor, enfermedades infecciosas, malnutrición, falta de agua potable o contaminación, entre otras causas. A eso habría que sumar los efectos migratorios e incluso los conflictos armados por causas relacionadas con este fenómeno. Ahora, un nuevo estudio acaba de destapar otro impacto terrible del cambio climático, el aumento de los suicidios entre campesinos.

“Hasta ahora se han hecho algunos estudios sobre la relación entre el cambio climático y los suicidios, pero se han centrado casi exclusivamente en los países ricos”, explica Tamma Carleton, economista de la Universidad de Berkeley (EE UU). El problema, dice, es que “en torno al 75% de todos los suicidios del planeta suceden en países en desarrollo” sin que casi nadie haya estudiado sus causas.

La investigadora ha analizado este problema en India, donde la tasa de suicidios se ha duplicado desde 1980 y se sitúa en unas 130.000 muertes al año, una de las tasas más altas del mundo.

Carleton ha analizado los suicidios registrados en los 32 estados del país asiático entre 1967 y 2013 así como las temperaturas y las lluvias registradas en el mismo periodo

Carleton ha analizado los suicidios registrados en los 32 estados del país asiático entre 1967 y 2013 así como las temperaturas y las lluvias registradas en el mismo periodo. Sus resultados han destapado una fuerte correlación entre altas temperaturas durante la época de cultivo —de junio a septiembre— y el aumento de los suicidios. El trabajo calcula que el calentamiento ha provocado 59.300 suicidios en los últimos 30 años. Según el trabajo, el aumento de las temperaturas explica un 7% de todos los suicidios y se espera que el fenómeno siga avanzando a medida que aumentan las temperaturas.

“El calentamiento tiene una influencia significativa sobre los suicidios en India”, explica Carleton. “Los datos muestran que en un día cualquiera de la época de cultivo un aumento de apenas un grado por encima de los 20 grados supone aproximadamente 65 suicidios más al año”, asegura la investigadora, cuyo estudio se ha publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU.

La investigadora cree que India no es un caso único. “Muchos otros países son similares a India, la agricultura es la ocupación principal de muchas familias, la capacidad de asegurar las cosechas es escasa y el crédito rural funciona mal”, explica.

Este trabajo puede estar revelando solo la punta del iceberg, estudios adicionales podrían hallar otros impactos como “desesperación, ansiedad, violencia doméstica y otras manifestaciones de daño emocional”, advierte un experto

“Este estudio es un avance muy importante para entender y cuantificar las consecuencias extremas del cambio climático en la salud mental”, opina Samuel Myers, investigador sobre los efectos del cambio climático en la salud de la Universidad de Harvard (EE UU).

“Es posible”, continúa este experto ajeno al estudio, “que este trabajo esté revelando solo la punta del iceberg” y que estudios adicionales hallen otros impactos como “desesperación, ansiedad, violencia doméstica y otras manifestaciones de daño emocional” relacionados con el aumento de las temperaturas, resalta.

El experto también comenta la principal limitación del trabajo, que solo conecta temperaturas y suicidios sin poder mostrar una relación causa-efecto. “La correlación [entre temperaturas y suicidios] no implica causalidad, y la responsable del estudio reconoce que no podemos estar seguros de que haya una relación causa-efecto, pero sus observaciones presentan argumentos fuertes de que probablemente exista esa relación”, opina este experto. La correlación entre aumento de las temperaturas y la producción agraria “aporta pruebas adicionales a la explicación de que las cosechas arruinadas por el calor causan desesperación y suicidio”, añade.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *