Los problemas en la gestión de la privacidad de los usuarios vuelven a afectar a una gran empresa tecnológica. Esta vez le ha tocado a Twitter. Un fallo en el sistema de seguridad dejó visibles públicamente tuits protegidos (en teoría accesibles solo para los seguidores del autor o autora) de usuarios que utilizaron la versión Android de la red social, según reconoció la propia compañía en un comunicado. Twitter señala que el error pudo haber afectado a clientes que decidieron proteger sus tuits y realizaron en los últimos cuatro años “ciertos cambios” en la configuración de su cuenta, por ejemplo, modificar la dirección de correo asociada al perfil. Sin embargo, afirma que desconoce el número total de cuentas afectadas. El error se arregló el pasado lunes, asegura la red social.

“Estamos al tanto de un problema en Twitter para Android por el cual se desactivó la configuración Protege tus Tweets en algunos perfiles”, reza el comunicado de la compañía, publicado este jueves. “Es posible que este problema te haya afectado si tenías activada la configuración de Tweets protegidos, si usaste Twitter para Android y si hiciste ciertos cambios en la configuración de la cuenta entre el 3 de noviembre de 2014 y el 14 de enero de 2019”, prosigue el texto. Twitter no ha ofrecido ulteriores detalles sobre qué otros tipos de cambio en la configuración del perfil pueden haber ocasionado el fallo en la gestión de los tuits protegidos. Por el otro lado, asegura que el problema no afectó a usuarios de la versión iOS o web de la red social.

La compañía no ha difundido datos sobre el número y la localización de las cuentas posiblemente afectadas. “Hemos señalado el problema a los usuarios para los que pudimos confirmar que estaban interesados, pero no tenemos un listado completo de los perfiles afectados”, ha declarado este viernes un portavoz de la red social a este diario. “Hemos publicado un aviso más general para que cada usuario potencialmente afectado pueda asegurarse de que sus ajustes de privacidad reflejen sus preferencias”, ha añadido.

En el comunicado de este jueves, la red social sugería a los usuarios acceder al apartado de la configuración de privacidad para averiguar la configuración de los tuits. Además de “lamentar lo ocurrido” y asegurar que se estaba llevando a cabo “un análisis exhaustivo para procurar que esto no vuelva a suceder”, la empresa puso a disposición de los clientes un formulario online para comunicarse con el representante de Protección de Datos de la empresa, Damien Kieran. “Nos tomamos el asunto muy en serio, y en cuanto nos enteramos del problema, nos pusimos a trabajar rápidamente para resolverlo. Actualmente, creemos que el problema se solucionó por completo”, ha asegurado el portavoz contactado por este periódico. 

La compañía afirma que desconoce el número total de cuentas afectadas

El ajuste predefinido al abrir un perfil nuevo en Twitter prevé que los tuits sean públicos. Para restringir su visibilidad, hay que pulsar en el icono con la imagen del perfil (arriba a la derecha en la versión web, a la izquierda en la versión móvil), y, a continuación, acceder al apartado de Privacidad y seguridad. Después, habrá que marcar la casilla Proteger mis tuits

Twitter explica que si se habilita la protección de los tuits, el usuario recibirá una notificación si alguien solicita seguirle, y podrá tanto aceptar como denegar esa petición. Los tuits nuevos que se publiquen, así como sus enlaces permanentes, serán visibles solo para los seguidores autorizados. Los tuits protegidos no se pueden retuitear ni aparecen en las búsquedas de servicios como Google. Dentro de la red social, solo podrán ser buscados por el autor o autora y sus seguidores. Si el usuario responde a un tuit de una cuenta que no le sigue, esa respuesta solo será visible para sus propios seguidores y no para el destinatario.

Las aplicaciones pueden tener acceso a tuits protegidos

La compañía asegura que si se pasa de la opción de tuits públicos a la de tuits protegidos, los posts publicados anteriormente al cambio de ajuste ya no serán visibles para todos. Si se hace el cambio al revés, de tuits protegidos a públicos, también los que se enviaron bajo esta primera condición serán visibles para cualquiera. Para evitar que un seguidor tenga acceso a los tuits de una cuenta, la opción que prevé la red social es la de bloquear a ese usuario.

Twitter recuerda que si un usuario dio permiso de acceso a la cuenta a aplicaciones terceras, es posible que estas puedan acceder también a tuits protegidos. Otro aspecto que hay que tener en cuenta, alerta, es que cualquier seguidor puede descargar o volver a compartir un contenido multimedia publicado en un tuit, aunque esté protegido, y que cualquier persona puede acceder al contenido si posee el enlace. La red social señala también que un usuario puede tomar capturas de pantalla de los tuits de cuentas que sigue y compartirlas.

No es la primera vez que Twitter se enfrenta a un problema de privacidad. En septiembre de 2018, la red social anunció que había descubierto un fallo que pudo haber dado acceso para desarrolladores no autorizados a tuits protegidos y mensajes privados de algunos usuarios. El error se verificó a partir de mayo de 2017, pero la compañía no lo reveló antes del 10 de septiembre del año pasado. Según asegura la empresa, afectó a un 1% de los usuarios. En mayo del año pasado, la compañía pidió a todos los usuarios cambiar la contraseña de acceso a las cuentas como medida cautelar ante un fallo técnico.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: