Cultura

Un diálogo entre talentos musicales | Cultura


Una pequeña conversación trasnochada, a las puertas de un local, fue todo lo que necesitaron Javier Colina y Josemi Carmona para alumbrar una colaboración que suena a clásico. El disco De cerca es fruto de “un momento de entusiasmo” de esos que solo surgen “cuando te echan de los bares”, bromea Colina; pero que solo se materializa en un alarde de maestría cuando dos virtuosos como estos, uno del contrabajo y el otro de la guitarra, se dan la mano. El entusiasmo que los unió vibra en el resultado y en cada nota de sus conciertos, como el que ofrecieron en el madrileño Café Berlín el pasado mes de junio. Celebraban así un año de este trabajo y por eso quisieron invitar a algunos amigos. La mágica fiesta quedó recogida en un volumen De cerca, en directo desde el Café Berlín, que EL PAÍS lanza el próximo domingo 5 de noviembre. 

La relación que une a Carmona y Colina es equiparable a la sintonía que alcanzan sus instrumentos. El hijo de Pepe Habichuela destaca la facilidad de conversar en el escenario con su compañero, al que define como “un genio en lo suyo, un tío que toca para emocionar” y “con mucha capacidad de escucha”. Este le devuelve la galantería recurriendo a los años de amistad y recuerda que ya antes de tener el disco en sus manos, “la intuición” le había adelantado el éxito de la colaboración: “No siempre aciertas, pero las intuiciones son el motor de todo y nosotros nos movemos por impulsos, como la música”. ¡Pero vaya si acertó! Tuvo mucho que decir también una de las mejores percusiones del flamenco, la de José Manuel Ruiz Motos, Bandolero, que media entre ambos acompañando el diálogo con su ritmo. 

Después de un año presentando De cerca y coincidiendo con los 10 años del Ciclo 1906 de jazz, el pasado junio, Carmona y Colina decidieron invitar a algunos amigos al café Berlín para celebrar un proyecto todavía lleno de vida. Los anfitriones pusieron la sonoridad y los invitados se acoplaron empacando su colorido. Así, grandes de la música como Santiago Auserón, Pedro Guerra, Antonio Serrano, Juan José Suárez, Paquete; Sandra Carrasco y Miron Rafajlović se unieron a este encuentro en el que la improvisación propició un disco irrepetible en el que, como dice Carmona, “te metes por un sitio y sales por otra calle”, porque esa es la virtud de los directos en los que converge tanto talento, la espontaneidad genuina se vuelve arte.

Las piezas, clásicas y también originales, han sido escogidas por puro amor. Moon River, Verdad Amarga, Flor de Lis, Muñequita Linda … “Son temas que nos gustan, que nos llaman la atención por su sentimiento”, explica Carmona. Desde el respeto se han acercado a ellos, dando forma a un disco que sabe a flamenco y huele a jazz. Colina no sabe cómo definir el resultado, pero siente que en cualquier caso es “música que se refresca en cada momento” con un nexo en común: grandes músicos tocando con emoción.

El disco De cerca, en directo desde el Café Berlín incluye libreto con fotos del concierto e información. Se venderá con EL PAÍS el próximo 5 de noviembre por 9,95 euros. También disponible en formato digital en EL PAÍS Colecciones.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment