La pandemia de coronavirus ha obligado a la liga de fútbol de Corea del Sur, al igual que en otros muchos países, a que sus partidos se jueguen a puerta cerrada. Las gradas vacías resultan desoladoras, y por eso algún club ha recurrido a colocar hinchas de cartón para llenar los estadios. Pero otros han llevado la idea demasiado lejos. El FC Seoul, de la capital de Corea del Sur, se ha excusado ante sus seguidores por haber colocado en los asientos de su estadio muñecas sexuales.

Seguidores del equipo se quedaron sorprendidos al ver por televisión el partido que lo enfrentó al rival Gwangju el pasado domingo. Algunas de las muñecas aparecieron vestidas con camisetas del club y otras sostenían pancartas animando a los jugadores. «Vi que sus pechos eran cuatro veces mayores que los de las maniquíes normales», dejó escrito uno de los aficionados en la cuenta oficial de Instagram del FC Seoul. 

«Sentimos profundamente haber molestado a nuestros seguidores», ha publicado el club en un comunicado, en el que también asegura que la empresa que suministró las muñecas sexuales había garantizado que no se trataba de «productos para adultos», aunque el equipo lamentaba no haberlo comprobado una vez recibidas. «Queríamos darle un poco de animación a los partidos a puerta cerrada y transmitir el mensaje de que podemos superar esta época difícil», apuntaba el club en el comunicado. Otros equipos de la liga coreana han usado carteles, banderolas y figuras en cartón para sustituir a sus aficionados. 

Las disculpas no han convencido a todos los hinchas. Para uno de ellos era «muy obvio» que se trataba de muñecas sexuales y critica que el error haya minado los intentos del club de fútbol de mostrar partidos «para toda la familia». Algunas de las muñecas que asistieron al encuentro, que el Seoul ganó 1-0, llevaban camisetas con el logotipo de un fabricante de artículos sexuales. El equipo ha señalado que el fabricante las remitió a una compañía que distribuye productos de esa naturaleza antes de que llegaran al estadio, lo que explicaría que llevaran camisetas con publicidad de ese tipo. 

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: