El buque mercante Blue Star, de 129 metros de eslora, ha encallado a las 23.50 del viernes en la costa de Ares, un municipio gallego de 5.800 habitantes situado en la provincia de A Coruña, en las Rías Altas. En concreto, el barco ha quedado varado en la zona de As Mirandas, cercana a las playas de Barrosa y A Canteira, una zona próxima a unos islotes. Un incendio en la sala de máquinas dejó al navío, que anoche partía de la ría de Ares hacia A Coruña, a merced del viento y del oleaje, motivo por el que acabó encallando en la costa, según fuentes de Salvamento Marítimo. La tripulación del buque, un quimiquero —nombre que reciben en la jerga naval los barcos que se usan para transporte de productos químicos—, se encuentra a salvo a bordo del navío, según han confirmado fuentes de Emergencias. 

«Un helicóptero de Salvamento Marítimo y varios remolcadores están evaluando la zona y valorando el remolque», ha añadido una fuente del servicio de emergencias. Se trata del Helimer 401, con base en el aeropuerto de A Coruña. Además, ha explicado que las «primeras informaciones indican que el petrolero no llevaba carga en el momento de encallar ni tampoco hay constancia de personas heridas», es decir, el incidente no ha derivado por el momento en daños medioambientales o personales. En el lugar del siniestro hay al menos cuatro remolcadores: los buques de Salvamento Marítimo María Pita y Don Inda, un tercero de la Xunta, llamado Ría de Vigo, y el Ibaizabal Nueve.

Durante la noche y en las primeras horas del siniestro, el helicóptero Helimer 401 se encargó de llevar los cables para el remolque desde el María Pita a la embarcación encallada. Las autoridades esperaron a que llegase la pleamar a la ría de Ares, a las 13.39 de esta tarde de sábado, para intentar remolcar el Blue Star pero en el momento en el que comenzaron a tirar del buque las estachas que lo amarraban se han roto. Se volverá a poner en marcha la operación con la próxima pleamar sobre las dos de la mañana.

El Blue Star tiene bandera de Malta, fue construido en 2011, provenía de Bilbao y tenía previsto cargar 6.000 toneladas de productos químicos en el puerto de A Coruña, según informa Europa Press.

En tierra, un amplio despliegue con miembros de 061-Urgencias Sanitarias de Galicia, Guardacostas de la Xunta de Galicia, Guardia Civil y los cuerpos de Policía Local y Protección Civil de Ares permanecen a la espera de novedades. El departamento autonómico de emergencias ha activado un plan de contingencia en prevención de responder al eventual derrame por parte del barco de combustible u otras sustancias almacenadas en el mismo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: