Un bebé de solo un mes permanece ingresado y en estado grave en la UCI de neonatos del hospital Joan XXIII de Tarragona. El menor ingresó ayer por la mañana en el centro hospitalario y los signos de haber sido maltratado dispararon todas las alarmas y se activó el protocolo establecido en estas situaciones. Al parecer la familia del bebé reside en Montblanc y la Unitat de Investigació del Alt Camp y la Conca de Barberà se ha hecho cargo de la investigación.

Tras reconocer e ingresar al bebé y siguiendo el protocolo, el centro hospitalario alertó a la Dirección General d’Atenció a la Infància i a l’Adolescència (DGAIA) por un posible caso de violencia doméstica, tal y como ha avanzado el Diari de Tarragona. Los Mossos han confirmado el caso y han inspeccionado el domicilio familiar del pequeño.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: