Moda

Un año sin David Delfín: y ahora ¿qué? | Estilo


Todo el que lo conoció, poco, algo o mucho, no duda en decirlo: era genial. Genial porque era distinto, divertido, dicharachero, locuaz, culto, pero genial porque era un genio, un hombre del Renacimiento traído al siglo XXI. El malagueño —pura luz— Diego David Domínguez González, David Delfín para sus muchos seguidores, agitó el panorama de la moda española, pero también el del diseño, el del arte, el de la creación en general. Como lloraban las crónicas tras su muerte, la noche del 3 de junio de 2017, coaguló a una generación y volvió a hacer de la moda española un lugar excitante. 

Empezó a cambiar en febrero de 2016, cuando le diagnosticaron cáncer, igual que a su musa, a su amiga, a su hermana, Bimba Bosé. El de ella, de mama, se la llevó en febrero de 2017 tras dos años de batalla. El de él estaba en el cerebro: tres tumores, uno inoperable, por los que sufría problemas de habla y memoria. Lo contó abiertamente, mostró sus cicatrices, literal y figuradamente, en la revista Vogue. La enfermedad se lo llevó en junio de 2017, pero su rastro no desapareció. Porque David Delfín también era Davidelfín, la marca que el diseñador fundó junto a Bimba y junto a los hermanos Postigo, Gorka (que fue su pareja) y Diego (que fue pareja de Bimba, con quien tuvo dos hijas, Dora y June).

Davidelfín no ha muerto y no tiene intención de hacerlo. “No nos hemos ido nunca” explica Gorka Postigo a EL PAÍS en conversación telefónica. Solo están tomándose un merecido tiempo: están “de luto profesional”. Pero la marca sigue adelante: ese era el deseo de Delfín y así se cumplirá.

“Estamos teniendo un perfil bajo, pero estamos trabajando, trabajando mucho”, relata Postigo, sin querer dar más pistas sobre un lanzamiento del que solo asegura que tendrá lugar “pronto”. La página web está parada desde la última venta que se realizó, hace unos cuatro meses, y quien pinche en el área de compra solo se encontrará un cartel de Volvemos pronto“No se ha echado el cierre ni ha habido despidos, al revés”, confirma Postigo, “se sigue trabajando”. Sin embargo, reconoce que por el momento “no hay encargos ni actividad comercial”.

“Al fin y al cabo es una empresa, hay un equipo creativo y de gente detrás”, asegura el fotógrafo, que es a su vez el CEO de la marca. “No es la primera ni la última marca que sigue adelante sin su fundador; de hecho muchas de las grandes lo han hecho”, reflexiona. En España, sin embargo, esta figura es menos habitual, aunque en los últimos años destaca Delpozo, la marca creada por Jesús del Pozo (fallecido en 2011) y que ahora triunfa, sobre todo fuera de España, bajo las riendas de Josep Font.

Lo que sí hay es una necesidad de rendir homenaje a un creador que hizo de todo y que hasta inventó una tipografía propia. El primero y más multitudinario tuvo lugar en el Museo del Traje de Madrid el 19 de julio, cuando el propio Postigo y la madre del difunto creador, llena de emoción, recibieron de manos del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, el Premio Nacional de Diseño de Moda de 2016.

Ahora, el martes 5 de junio, en ese mismo museo se realizará un encuentro homenaje en su honor, con una mesa redonda para hablar sobre él y su legado. Postigo también estará presente en ella. “Sí que se plantea algo con una fundación o una exposición, hay distintas vías”, asegura, sin querer revelar demasiado al respecto. 

En ese homenaje póstumo, además de la charla y el recuerdo, habrá dos actos. Por un lado, se entregarán en su nombre 50.000 euros a la Asociación Española Contra el Cáncer. Fueron su última buena obra: se han recogido gracias a la venta de las camisetas que creó en febrero de 2017 con la cara de Bimba Bosé, que salieron a la venta por un precio de 50 euros y cuya recaudación íntegra va ahora a esta causa. 

El segundo es un regalo hacia él. La Asociación de Creadores de Moda de España (ACME) le va a nombra Asociado de Honor in memoriam. Un podio que compartirá únicamente con cuatro grandes: Jesús del Pozo (que fue fundador de la misma) Hubert de Givenchy, Oscar de la Renta y Cristóbal Balenciaga (el único de todos que no fue socio, puesto que ACME se creó en 1998 y él había fallecido en 1972).

Cuenta su presidenta, Pepa Bueno, que Delfín formó parte de la Junta Directiva y que siempre tuvo un papel muy activo en la misma. “Aportando ideas, trabajando por el colectivo común… Es que David trabajaba muy bien en equipo, y eso era estupendo”, rememora Bueno. Delfín fue uno de los impulsores de Madrid Es Moda, un festival que se celebra desde 2016 y que trata de acercar la moda al centro de la ciudad en cada semana de la moda que se celebra en la capital. “Él le dio forma, creó vídeos, intervino en escaparates… Le echamos mucho, muchísimo de menos”, lamenta la presidenta. “Su hueco se nota, nos acordamos mucho de él, de su sentido del humor. Era muy gracioso, muy ingenioso, pero siempre desde la bondad”, rememora. Al menos su luz no se ha ido del todo.

 




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto