El nuevo presidente del Partido Popular Europeo (PPE), Donald Tusk, rechazó hoy el concepto de «democracia iliberal» del ultranacionalista primer ministro húngaro Víktor Orbán, y afirmó que no puede ni imaginar que el ultra italiano Matteo Salvi entre algún día en la familia política conservadora.

«Tenemos que ser muy decididos en la lucha contra este tipo de ideas, de la democracia iliberal, lo que no significa que él (Orbán) no tenga derecho a expresar su opinión», afirmó Tusk en rueda de prensa en la segunda y última jornada del congreso que el PPE celebra en Zagreb, en el que ayer fue elegido jefe de la formación.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: