Lo que parecía una película de ciencia ficción (ciudadanos con mascarillas por las calles, visitas a lugares públicos con distancia social obligatoria, escrupulosas medidas de higiene hasta para saludarnos) se ha convertido en nuestra nueva normalidad. Sin embargo, más allá de la crisis por el coronavirus, es hora de asumir que ha llegado el momento de reinventar sectores fundamentales para nuestra economía, como el turismo: una actividad con un peso superior al 12% del PIB en España y cerca del 14% en Andalucía.

Por eso, CTA ha lanzado el Reto CTA Turismo #PostCOVID19, abierto hasta el 1 de junio para premiar proyectos tecnológicos que ayuden a la recuperación del sector. Actualmente, es hora de mirar al futuro con optimismo y considerar la situación actual como un escenario muy oportuno para afrontar nuevos desafíos que fortalezcan este ámbito a través de tres conceptos clave para conseguirlo: tecnología, sostenibilidad y seguridad. No hay vuelta atrás, la aplicación de fórmulas tecnológicas innovadoras será una herramienta fundamental para reactivar a corto plazo el turismo de cercanía y el mercado interno; después, con la reapertura del espacio aéreo, para incentivar los viajes internacionales. “La creatividad y la innovación serán herramientas cruciales en el escenario de recuperación”, manifiesta Elías Atienza, director general de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA). “Las nuevas tecnologías y, especialmente su aplicación a través de iniciativas de innovación abierta, pueden ayudar a identificar proyectos y a generar iniciativas que contribuyan a dinamizar la economía”.

La llamada nueva normalidad genera nuevos intereses turísticos y, por supuesto, un nuevo tipo de cliente, que será más exigente y precavido a la hora de hacer las maletas y recorrer el mundo. ¿Cómo? Eligiendo hoteles, restaurantes y otros establecimientos que le permitan interactuar de manera rápida, cómoda y sin contacto físico, a través de la digitalización de procesos como el check-in, las formas de pago contactless, la domótica de los espacios que visite… También demandando la máxima higiene de los espacios que ocupe durante su experiencia turística, con la tranquilidad de contar con sistemas de desinfección adecuados para evitar la COVID-19 y con mecanismos para comprobar y certificar su limpieza.

Ese nuevo turista buscará asimismo experiencias personalizadas de acuerdo a sus necesidades, características y preferencias (algo que facilitarán el Big Data y la inteligencia artificial); elegirá nuevas actividades de ocio donde el contacto o la asistencia presencial no sean imprescindibles, gracias a la realidad virtual y aumentada para “vivir” en remoto experiencias simuladas, interacción con museos, monumentos o espacios naturales a través de la tecnología… ¿Puede el viajero en la era del postcoronavirus soñar con más apoyo tecnológico para sentirse seguro? Posiblemente lo esté en mayor medida si, mediante una aplicación en su propio smartphone, tiene a su disposición la trazabilidad que le permita identificar las interacciones con otros turistas para prevenir posibles contagios.

Aumento de la competitividad y la eficiencia

Por otra parte, la tecnología también puede ayudar al sector a predecir y adaptarse a las preferencias del cliente, a la gestión de destinos turísticos inteligentes, a mejorar la eficiencia en ocupación o gestión de costes… aportando a las empresas turísticas muchas oportunidades innovadoras para fortalecer los negocios. “La tecnología y la innovación son fundamentales para que los negocios turísticos se fortalezcan y sean más eficientes y competitivos en este nuevo entorno de incertidumbre. Tecnologías como el Big Data, la biotecnología, la realidad virtual y la realidad aumentada, entre otras muchas, pueden ayudar al sector en aspectos tan cruciales como predecir y adaptarse a las preferencias del cliente. Por eso, la tecnología es un elemento diferencial para dar respuesta a todas esas exigencias”, matiza el director general de CTA.

Esta revolución turística resulta ya imparable. Y con el objetivo de apoyar aquellas iniciativas basadas en la ciencia y la tecnología capaces de contribuir a ella, la Corporación Tecnológica de Andalucía –organismo que lleva casi 14 años propiciando la interrelación entre empresas, universidades, centros de investigación y administraciones públicas para el desarrollo de proyectos innovadores– lanza el Reto CTA Turismo #PostCOVID19: un ambicioso plan de recuperación del sector en Andalucía que recompensará las soluciones tecnológicas que se adecúen a los nuevos patrones de demanda turística y al aumento de la competitividad en el sector tras la crisis del coronavirus. “Esta propuesta se dirige a personas físicas o jurídicas que presenten una solución innovadora. Pueden ser empresas de cualquier sector y tamaño (incluidas las startups), centros tecnológicos, investigadores o personas innovadoras. Además, el proyecto que presenten puede aplicarse en otra entidad, que puede ser una empresa turística, por ejemplo. Estamos percibiendo mucho interés por parte de emprendedores”. El premio, dotado con 15.000€, deberá destinarse a la ejecución del proyecto piloto galardonado.

Para más información, piche aquí




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: