El joven griego Stefanos Tsitsipas, cuarto cabeza de serie, vio cumplido este miércoles el gran sueño de jugar por la noche un partido del Abierto de Estados Unidos bajo los focos de la pista central Arthur Ashe cuando se enfrentó al estadounidense Maxime Cressy.

Tsitsipas, de 22 años, no pudo disfrutar del ambiente «único» de las noches de Flushing Meadows, con más de 23.000 espectadores en las gradas, pero si vivió la experiencia de jugar un gran tenis y además conseguir la victoria por 7-6 (2), 6-3 y 6-4, que le permitió pasar a la tercera ronda del Abierto por primera vez en las tres participaciones que ha tenido.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: