Internacional

Trump sugiere liquidar la deuda de Puerto Rico y los bonos se desploman | Internacional


Donald Trump es partidario de liquidar la enorme deuda de Puerto Rico. Así lo indicó el presidente de Estados Unidos en una entrevista con una de las estrellas de la cadena Fox News antes de abandonar el martes la isla. “Vamos a tener que borrarla”, afirmó el empresario convertido a político, que plantea hacer una solicitud de fondos de emergencia que incluye ya condonar parte de la deuda, según informaron fuentes de la Casa Blanca a France Presse. La reacción en Wall Street fue rotunda y los bonos se desplomaron un 25% de su valor al arrancar la negociación este miércoles.

“Van a tener que decirle adiós”, afirma Trump dirigiéndose a los acreedores, “no sé Goldman Sachs pero quienquiera que sea puede ir despidiéndose”. “Lo vamos a resolver”, añadió. Puerto Rico ya tuvo que declarar la suspensión de pagos por su incapacidad para repagar su deuda, que asciende a cerca de 74.000 millones de dólares. Eso fue antes del doble azote de los huracanes Irma y María.

Puerto Rico necesita urgentemente liquidez para poder reconstruir la infraestructura crítica que quedó destrozada tras el paso de los dos ciclones, para que la actividad en la isla pueda volver a la normalidad. El comentario de Trump sobre la deuda fue la guinda a una visita rodeada de controversia, por la desconexión de su visión sobre la respuesta federal y la realidad que se vive.

La liquidación de la deuda irá en paralelo a los fondos federales que se destinarán al largo proceso de la reconstrucción. El presidente Trump tiene de momento intención de solicitar al Congreso una primera partida de 29.000 millones en concepto de asistencia de emergencia. De ese total, 12.770 millones son en concepto de ayuda por el desastre y el resto como condonación de deuda.

Trump se autoproclama como el rey de la deuda por las seis bancarrotas con las que tuvo que lidiar en su etapa de empresario. La catástrofe natural, que provocó daños en prácticamente toda la infraestructura de transmisión y distribución de electricidad, se lo pone ahora en bandeja para intentar arrancar a los acreedores un compromiso en firme para reconstruir y fortificar la isla.

Inversores de a pie

“Vamos a tener que ver toda la estructura de la deuda”, señala el presidente en la entrevista, “deben mucho dinero a nuestros amigos de Wall Street”. Aunque citó a Goldman Sachs como acreedor, no se sabe cuántos bonos de Puerto Rico tiene en su cartera. Las otras firmas con posiciones, de acuerdo con Bloomberg, son Aurelius Capital, Autonomy Capital y Franklin Mutual Advisers.

Está por ver, sin embargo, la forma que podría adoptar la rebaja que plantea Donald Trump porque tres cuartas partes de la deuda están en manos de inversores de a pie, a través de sus fondos de pensión. Eso implica que solo el 25% de la deuda está en manos de especuladores. Los inversores apilaron bonos durante la última década conforme su situación financiera se hizo insostenible.

Los problemas financieros que arrastraba Puerto Rico antes de los huracanes forzaron a recortar los recursos para la modernización de otras infraestructuras básicas, como el suministro de agua potable. Los acreedores pidieron, por su parte, tanto al Congreso como a la Casa Blanca que se mantuvieran firmes hasta que Puerto Rico cumpliera sus obligaciones financieras.

Si los problemas financieros de Puerto Rico no fueran complejos, el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, echaría leña al fuego dejando claro que en ningún momento se va a salir al rescate de los acreedores. Es más, matiza las declaraciones del presidente al explicar que el gobierno en San Juan es el que debe determinar cómo va a resolver el problema que tiene con la deuda.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment