Donald Trump, el pasado lunes en Washington. En vídeo, declaraciones de Trump contra el embajador británico el pasado 8 de julio. Susan Walsh (ap) | reuters

Los correos y telegramas filtrados del embajador del Reino Unido en Washington van camino de convertirse en un serio conflicto diplomático con Estados Unidos. Donald Trump anunció este lunes que su Gobierno no seguirá tratando con Kim Darroch después de que se difundiera el contenido de unos cables en los que tachaba a la Administración estadounidense de «inepta» y «disfuncional», entre otros ataques. Este martes, el presidente ha elevado el tono insultando a Darroch y atacando además a la primera ministra, Theresa May, lo que carga de presión el futuro de este funcionario en su puesto  —en principio debe quedarse allí hasta finales de 2019— y lanza un serio aviso a navegantes para su futuro sustituto.

«No conozco al embajador, pero no cae bien ni está bien considerado en Estados Unidos. No seguiremos tratando con él», escribió Trump la tarde de este lunes en su cuenta de Twitter, sin aclarar el grado de ruptura de relaciones que eso significa mientras el Reino Unido no lo releve. Este martes, además, se ha recreado en los ataques contra el diplomático británico, al que ha llamado «tonto» y «pomposo». «El embajador loco que el Reino Unido ha endosado a Estados Unidos no es alguien que nos entusiasme, es un tipo muy estúpido», ha dicho, y ha añadido: «Debería hablar a su país y a su primera ministra May sobre su negociación fracasada sobre el Brexit en lugar de enfadarse con mis críticas sobre lo mal que se ha llevado».

Pese al incendio, el Gobierno de Theresa May mantiene su respaldo al embajador Darroch, y asegura que por el momento se mantendrá en su puesto el tiempo que le queda de mandato. “La opinión de la primera ministra es que Darroch es un funcionario altamente respetado y muy diligente, y tiene la confianza plena de la señora May”, dijo un portavoz de Downing Street.

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, que se disputa con Boris Johnson el liderazgo del Partido Conservador, ha llamado al presidente estadounidense a reaccionar de una manera más tradicional a nivel diplomático, es decir, a echarse los trastos a la cabeza, pero en privado. «Señor Trump, los amigos se hablan con sinceridad y yo lo voy a hacer: esos comentarios son irrespetuosos y equivocados respecto a nuestra primera ministra y mi país. Sus diplomáticos dan sus opiniones privadas al secretario de Estado, Mike Pompeo, y también lo hacen los nuestros»,ha escrito Hunt en su cuenta de Twitter. El canciller británico ha recalcado que los aliados «deben tratarse con respeto» y ha desafiado al mandatario al advertirle de que los embajadores son nombrados por el Gobierno y que, si él se convierte en primer ministro, piensa mantener a Darroch.

Con la filtración de decenas de correos y telegramas, se conoció la cruda visión del Ejecutivo de Trump por parte del embajador: «No estimamos que esta Administración llegue a ser en algún momento más normal, menos disfuncional, menos impredecible, menos desgarrada internamente, menos desastrosa e inepta», decía en un cable de 2017, publicado este fin de semana en The Daily Mail. También se refiere el funcionario a la reciente visita oficial de toda la familia Trump al Reino Unido. Dice que el neoyorquino quedó «deslumbrado» por la pompa con que fue recibido, pero que eso no debe llevar a error: su política sigue siendo la de «América, primero».

El republicano, claramente molesto, cargó con la culpa a la primera ministra, May, a la que, asegura, él mismo dijo «cómo negociar», pero «decidió obrar a su estúpida forma y fue incapaz de conseguirlo. ¡Un desastre!. El día anterior, ya había espetado: «La buena noticia —dijo— es que el maravilloso Reino Unido pronto tendrá un nuevo primer ministro. Aunque disfruté de veras la magnífica visita de Estado, ¡fue la Reina quien más me impresionó!».

Darroch, un diplomático con casi 30 años de servicio, tampoco habla bien de la capacidad personal de Trump, lo que echa más gasolina al fuego en la que ha sido históricamente una estrecha relación entre países amigos. «Deben explicársele las cosas de un modo muy simple, muy directo», dice, si bien, le ve con posibilidades de repetir mandato. «Trump puede resurgir de las llamas, vapuleado pero intacto, como Schwarzenegger en la escena final de Terminator«, ha escrito en uno de esos cables.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: